Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El barro, nuevo ‘vecino’ de las casas de la ribera del Arga

Los residentes de la zona agradecieron la ayuda prestada por la Mancomunidad para limpiar los portales anegados

Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:50h

“Siempre tenemos la fregona en la mano;es el precio por vivir en el mejor barrio de Pamplona”

pamplona- Los Recalde Onís saben desde hace décadas que después de la tormenta nunca viene la calma, sino todo lo contrario. De hecho, hacer frente a las consecuencias de las subidas del Arga se ha convertido casi en una tradición familiar en la que participan “todos los que pueden escaparse del trabajo para echar una mano”.

Tras la riada del jueves, su casa del Camino Burlada, situada a escasos metros del puente de la Magdalena, quedó completamente embarrada, y numerosos objetos fueron arrojados al suelo debido a la fuerza del agua. “La humedad se nota muchísimo en la casa, pero en general no ha sido una crecida catastrófica”, explicó uno de los miembros de la familia.

familia recalde onís

Vecinos del Camino Burlada

Pese al caos que se apreciaba en la planta baja del domicilio, todos sus ocupantes estaban encantados con la ayuda recibida por parte de la Mancomunidad y, en concreto, de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que les han ayudado a despejar la entrada del edificio. “Antes el Ayuntamiento no se preocupaba por nosotros, pero desde hace unos años la situación ha cambiado radicalmente. Es una gozada y no podemos dejar de dar las gracias”, aseguró otro miembro de la familia.

Además de las preciosas vistas que se observan desde la casa, los Recalde Onís guardan con un cariño especial una especie de regleta métrica inscrita en unas de las paredes de la planta baja en la que se observan las distintas alturas a las que ha llegado el nivel del río durante las últimas décadas. “Todos los años andamos con la fregona y la escoba en la mano, pero este trabajo lo hacemos con gusto porque es el precio que hay que pagar por vivir en el barrio más bonito de Pamplona”, comentó un familiar, quien también aprovechó para criticar la construcción del motarrón de Burlada.

“El muro de contención nos ha perjudicado muchísimo, ya que todo el agua que se desborda se encañona hacia nosotros. El Ayuntamiento debe tomar medidas lo antes posible, añadió.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia