Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La semana

Las lecciones de las riadas

por F. Pérez-nievas - Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:50h

no hay como un desastre natural para que salgan a flote todas las las deficiencias que en situaciones normales quedan sumergidas por el día a día. De cada inundación que ocurre en la Ribera sacamos conclusiones que, a la larga, son positivas para la ciudad siguiendo el viejo proverbio (puede que chino) de que “no hay mal que bien no venga”. Así Tudela ha ganado enteros conforme el agua del Ebro ha ido anegando nuestras calles y los sumideros de las calles vertían agua del Queiles, del Mediavilla (Merdaco que decíamos de críos) o del propio Ebro. Algunas de las cosas que se han decidido hacer después de una buena riada han sido por ejemplo el traslado de la Comisaría de la Policía Municipal (y poner la luz de forma legal , sin hacer un trapicheo con luz de obra), retirar los coches de las zonas que puedan ser inundables o incluso adecuar las predicciones de la crecida del agua aunque en eso, la verdad, hay mucho que aprender. Suele ser habitual que Gobierno, Ayuntamiento y CHE no se coordinen a la hora de dar una cifra y una hora a la que el pico máximo pasará por la capital ribera. Por ejemplo, primero el Ayuntamiento dijo que el pico sería a las 18.00 horas, el Gobierno señaló que a las 3.30 en Castejón y las 9.30 en Tudela con un máximo de 2.500 metros cúbicos por segundo y entre 7,30 y 7,50. Pero tres horas después la CHE aseguró que entre 2.300 y 2.700 metros cúbicos por segundo y una altura de entre 7,30 ó 7,80. ¿No será que entre unas decisiones y otras deciden abrir compuertas de los embalses y por eso va aumentando aunque no llueva más? También las inundaciones dejan muestras y evidencias del mal estado en que se encuentran nuestras carreteras o nuestras calles. Así, durante esta semana de lluvias eternas hemos podido recordar el mal estado del paseo de Pamplona, el desastroso firme de la carretera de esa misma calle, la N-121 entre el cementerio y el Hospital (quizás la carretera más transitada para los tudelanos) que está llenica de baches... En fin, que poco a poco vamos aprendiendo a base de inundaciones pero hay cosas que siguen estando aún por examinarnos. Carreteras que están siempre en el ojo del huracán y que quizás se podría pensar en algún nuevo trazado o mejora, como la N-113, la NA-126, la NA-5211 (el puente entre Ribaforada y Fustiñana). Bueno, a ver si en la próxima riada hemos cambiado más cosas.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia