BASKET NAVARRA 74-78 GRANADA

Partido para soñar

BALONCESTO| Basket Navarra se queda a las puertas de ganar al líder de la categoría y presenta su candidatura a pelear por todo en ‘play off’

Jon Aristu | Mikel Saiz - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Arturo Cruz entra a canasta ante un jugador del Granada.

Arturo Cruz entra a canasta ante un jugador del Granada. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Arturo Cruz entra a canasta ante un jugador del Granada.

Basket Navarra 74

Granada 78

BASKET NAVARRA Cruz (14), Davis (11), Yárnoz (5), García (7), Koné (6) -quinteto inicial-, Calvo (10), Nikolic (5), Dieng (16).

GRANADA Eloy (6), Rodríguez (12), Noel (11), Iriarte (6), Cobos (6) -quinteto inicial-, Valdivi (6), Alejandro (18), Martínez, Marín (5), Torres (2), Maodo (6).

Parciales 17-24, 14-14, 18-16, 25-24.

Árbitros García Rodríguez y Chiva López. Expulsaron a Maodo.

Estadio Pabellón Universitario lleno.

Pamplona- Basket Navarra, a pesar de la derrota, presentó ayer su candidatura a luchar por todo en la fase final de la LEB Plata. Los navarros vendieron muy cara su piel ante el mejor equipo de la categoría y plantó cara hasta la última posesión del partido. Granada, al ganar en Pamplona, ascendió matemáticamente a LEB Oro.

Los de David Mangas afrontaban el choque con una baja sensible como la de Iñaki Narros. El capitán arrastra una dolencia que no le impedirá disputar el play off, salvo sorpresa. Aun así, los locales hicieron un partido más que digno.

Granada, a sabiendas de lo que se jugaba, salió a por el ascenso sin contemplaciones. Comenzó el partido con una intensidad muy alta, lo que le hizo ponerse por delante en el marcador desde el inicio.

Basket Navarra no tuvo el día en el tiro exterior y le acabó pasando factura. Los rojos lo intentaron desde fuera durante los diez primeros minutos, pero al ver que la mayoría de sus tiros acababan en manos de sus adversarios, tras golpear en el aro, buscaron otros modos de atacar la canasta defendida por Granada. Antes del descanso, entre Dieng y García, por medio del juego interior, recortaron distancias en el marcador.

Tras el descanso, Basket Navarra mejoró su juego al mismo tiempo que Granada bajaba la intensidad defensiva. Dieng y García, que fueron los más valorados del conjunto navarro, pusieron en problemas a los jugadores interiores del conjunto nazarí.

El partido llegó igualado al último cuarto. Los visitantes pusieron 10 puntos de diferencia a base de triples y forzaron la reacción rojilla, que llegaría tras un tiempo muerto solicitado por David Mangas. El BNC logró un parcial de 9-2 a favor y se volvió a meter en el partido. Subió la intensidad defensiva y a falta de 16 segundos para la conclusión del partido, los rojos tuvieron la posesión de balón para empatar o ponerse por delante. La suerte no acompañó a Basket Navarra, que terminó desaprovechando la oportunidad de ganar al líder.