Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Miradas

Pensionistas insolidarios

Por Pablo Gorría - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

hace ya un mes de las grandes movilizaciones por unas pensiones dignas. Pasadas las vacaciones, este fin de semana se preparan manifestaciones en algunas ciudades, pero parece que el subidón de marzo se ha desinflado bastante y da pena que por ejemplo en Pamplona no sea posible convocar algo conjunto. Pese a todo, el malestar de fondo está latente. Por primera vez la preocupación por las pensiones supera el 15% en el último estudio del CIS, el doble que hace un mes, y ya es el quinto problema de la ciudadanía. Por supuesto, las derechas han recibido el mensaje. No hay un solo político que se haya atrevido a desautorizar las masivas manifestaciones, de hecho algunos participaron a regañadientes en ellas. Incluso el inmovilista Rajoy propone subir las pensiones más bajas por encima de ese 0,25% vergonzoso, siempre que se aprueben sus presupuestos. En mi pueblo se llama chantaje. Mucho más atrevidas están las derechas económicas y mediáticas. Toda su tropa de catedráticos, profesores, sociólogos y economistas trabajan a destajo en desmontar los argumentos de quienes reivindican unas pensiones dignas. Sueltan una avalancha de números, porcentajes, estadísticas y previsiones que concluyen que el sistema es insostenible y que quien quiera tener una jubilación tranquila tendrá que hacerse un plan privado. Al coro se ha unido el Fondo Monetario Internacional azuzando el miedo. Pero no es solo eso. Los expertos liberales dan un paso más y acusan a los pensionistas de insolidarios, egoístas y demagogos. Lo que no se atreven a decir los políticos de derechas, por la cuenta que les trae, lo sueltan estos sin ningún disimulo, intentando enfrentar a abuelos y nietos en un discurso repugnante. Lo explica muy bien Antonio González, de Economistas frente a la Crisis. Se trata de oponer a unos colectivos con otros para desviar el foco de atención de las políticas de recortes. Los trabajadores fijos son responsables de la precariedad en el empleo, las pensiones de los viejos impiden las oportunidades de los jóvenes, el fraude de los perceptores se carga la protección social. Dentro de poco los enfermos tendrán la culpa de que empeore la asistencia sanitaria. Al tiempo.