A partir de hoy ya puede pescarse el ‘Lehenbiziko’

empieza la temporada de pesca del salmón en el río bidasoa, con perspectivas muy optimistas gracias al alto caudal de las aguas

Un reportaje de Lander Santamaría. Fotografías Juan Mari Ondikol/Archivo - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ignacio Zalakain recibe de Lorentxo Jaurena el premio ‘Lehenbiziko’ en 2017.

Ignacio Zalakain recibe de Lorentxo Jaurena el premio ‘Lehenbiziko’ en 2017. (Juan Mari Ondikol)

Galería Noticia

Ignacio Zalakain recibe de Lorentxo Jaurena el premio ‘Lehenbiziko’ en 2017.El más grande, 15,75 kilos, lo pescó José Susundegui en 1961.Un precioso ‘príncipe de los ríos’, el fluvial objeto del deseo desde hoy en el Bidasoa.

hoy domingo se inicia la temporada de pesca, y con ella, la posibilidad de que se pueda capturar al primer ejemplar de una especie de fauna fluvial, el salmón, el príncipe de los ríos, social e históricamente muy unida al País del Bidasoa barojiano, la tierra junto al río que le da nombre “franca de Europa, el refugio de los caballeros del Jaun de Alzate”. El primer salmón, cuya pesca en los últimos años ha coincidido con la primera jornada hábil, tiene una particular y doble característica, el íntimo orgullo de su afortunado pescador de ser reconocido con el premio Lehenbiziko (el primero) y económica, ya que es el único que se puede vender.

El año pasado fue el titular de un apellido literario y mítico a más no poder, Zalakain el salmonero y no el aventurero y contrabandista de Pío Baroja. Ignacio Zalakain, de Lezo (Gipuzkoa), capturo a cucharilla el primer salmón en el río Bidasoa apenas 12 minutos después de las 7 de la mañana, el momento en el que se abría la campaña con carácter oficial. Fue en el tramo de Villanueva, en término de Endarlatsa, peso 4,7 kilos, midió 80 centímetros de largo y 15 de altura, era salvaje, no estaba marcado y no procedía de repoblación.

Lo vendió al conocido Restaurante Rekondo, situado en el paseo de Igeldo donostiarra, que le pagó 1.800 euros. El veterano propietario Txomin Rekondo, reconocido por disponer en su establecimiento de una bodega con 40.000 botellas considerada de las mejor surtidas del mundo, es un habitual comprador del primer salmón. En un tiempo, el Lehenbiziko también llegó muchos años a Pamplona, al prestigioso Hartza que fue templo gastronómico de las hermanas Julia, Juana Mari y Manoli Arza Suescun, de tan grato recuerdo.

el salmónAntaño, al salmón, salmo salar en su definición técnica latina e izoki o izokin en euskera, los naturales del Bidasoa, le consideraban en el imaginario popular, “una trucha grande” cuando no tenían a ninguno de los dos a la vista, pero sus características son muy distintas. El salmón es mas alargado, con la cabeza y el morro más puntiagudos. La talla máxima de los machos se cifra alrededor de 1,5 m (unos 36 kilos) mientras que las hembras es muy raro que superen los 1,20 m (20 kg) de los no hay constancia en nuestro río.

El mayor que se recuerda es el que pescó el irundarra Jose Susundegui Martiarena en 1961, con un peso de 15,75 kilos. Entre los últimos grandes salmones, en noviembre pasado se localizó una hembra de 9 kilos de peso y un metro de longitud en la Nasa de Bera, donde se realizan los censos de peces que remontan el río para desovar. Fue el ejemplar vivo de mayor tamaño localizado en el Bidasoa en más de una década, y susceptible de llevar en su interior hasta 18.000 huevas.

La pesca salmonera en el Bidasoa tuvo gran importancia en una época, de lo que ha quedado copiosa documentación y un jugoso anecdotario. Por ejemplo, en 1982, llamado el “año cero” al no pescarse ningún ejemplar, se dieron dos casos curiosos: en la boda de la folklórica Isabel Pantoja y el fallecido diestro Paquirri se sirvió salmón “del Bidasoa” y también figuró así en el menú de la comida oficial por San Fermín del Ayuntamiento de Pamplona. ¿Milagro?

el río diráEste año el Bidasoa presenta el mayor caudal que se recuerda al inicio de campaña. La novedad, que se considera por algunos aficionados “un engorro burocrático más”, el requisito del permiso personal y diario para la captura de salmón. El número total de permisos disponibles para el tramo salmoneros (entre la presa de Fundiciones de Bera y el límite de Navarra en Endarlatsa) será de 100 por día .

También cambia la temporada hábil, desde este domingo (el 1º de mayo, el año pasado) y se fija una veda temporal entre el 28 de mayo y el 13 de junio (ambos inclusive), o sea que se dispone de los mismos días para la pesca y se elimina el cupo de 3 salmones por pescador y temporada. Se cerrará cuando se capture el ejemplar número 66 o en el caso de no hacerlo antes, el 31 de julio. Se prohibe la comercialización de los ejemplares pescados, con excepción del primer salmón de la temporada. Antes hay que pescarlo y recibir el premioLehenbiziko que concede y seguro que tiene preparado la Sociedad de Caza y Pesca de Bera.