Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Adiós Pamplona

Frente noroeste de la Plaza del Castillo, 1918

Por Joseba Asiron (www.adiospamplona.blogspot.com) - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

(Foto: J.J. Arazuri (‘Pamplona, calles y barrios’))

Galería Noticia

En 1918,mientras toda una generación de jóvenes europeos se destrozaba en la fase final de la Primera Guerra Mundial, tiñendo de rojo los campos de Ypres, Amiens, Merkem y Villers-Cotterets, la ciudad de Pamplona mantenía su secular tranquilidad de ciudad periférica y de provincias. La foto, obtenida en las primeras horas de la mañana, muestra la plaza casi desierta. Podemos distinguir las escalericas de San Nicolás y, haciendo esquina, donde hoy se encuentra el estanco de Cristina Viñes, un comercio de nombre Razquin. Tras doblar la esquina, mirando ya a la plaza, se distingue el letrero de la barbería de N. García, y sigue una joyería-relojería, que cubre su fachada con un toldo blanco. A continuación, donde hoy hay un concurrido restaurante italiano, vemos la terraza del Café Suizo, y al fondo el Gran Café Kutz, fundado seis años antes, en 1912, por el donostiarra Luis Kutz y su mujer, Elvira Muñagorri.

Hoy en díaesta zona de la plaza, fotografiada a primera hora de la mañana, conserva el mismo aire solitario que en la foto antigua, y la posición de las sombras denuncia que se ha obtenido prácticamente a la misma hora de entonces, hacia las nueve de la mañana. La zona se conserva perfectamente reconocible, aunque algunas casas han sido recrecidas, y los andamios nos impiden ver con detalle los inmuebles de primer término. Nos comprometemos a repetir la foto una vez hayan concluido las obras de rehabilitación. Por lo demás, son evidentes los cambios en el mobiliario urbano y en los comercios, que en los 100 años transcurridos han cambiado de titularidad. Por cierto que no hemos dicho que, en la foto de hace 100 años, se cumple casi el viejo dicho de que en la plaza siempre podían verse un perro, un cura y un militar. Está el txakurtxo, pero faltan el cura y el militar. Lo más posible es que no se hubieran levantado todavía...

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia