Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo: "No fue una pelea de bar, sino una acción planificada"

 Ha expresado hoy su apoyo a los agentes de la Guardia Civil

EFE - Martes, 17 de Abril de 2018 - Actualizado a las 16:06h

Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas de Terrorismo.

Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas de Terrorismo. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas de Terrorismo.

San Fernando de Henares (Madrid). La presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FTV), Mari Mar Blanco, ha expresado hoy su apoyo a los agentes de la Guardia Civil y ha dejado claro que no fue "una pelea de bar" sino una acción planificada y un "acto de odio" al instituto armado.

Blanco asiste en calidad de presidenta de la FTV al juicio que se celebra en la Audiencia Nacional a ocho jóvenes acusados de terrorismo por una pelea ocurrida en el bar Koxka de Alsasua con un teniente y un sargento de la Guardia Civil y sus novias una madrugada de fiestas.

En la segunda sesión de la vista oral ha comparecido como testigo el teniente, cuya declaración ha resaltado Blanco por su "seguridad" y por la veracidad de los hechos que ha descrito, según ha dicho a Efe la presidenta de la FVT.

A su juicio, queda demostrado que no se trató de una pelea entre chavales en un bar, sino que fue una acción planificada, ya que primero señalaron a las víctimas y después fueron a por ellas.

Ha resaltado también cómo el teniente ha podido identificar a algunos de los que agredieron como personas que también habían participado en actos organizados por grupos cercanos a la izquierda abertzale, como el denominado Ospan Eguna (Fuera) cuyo objetivo es expulsar a las fuerzas de seguridad del Estado de Navarra y País Vasco.

Mari Mar Blanco ha insistido en que esa acción planificada fue un "acto de odio" y de persecución a la Guardia Civil.