El pacto por las personas mayores del barrio de San Juan incluye 23 iniciativas

Las sociedades deportivas (Anaitasuna y San Juan) organizarán talleres y cursillos, un colectivo vecinal gestionará el nuevo huerto urbano y DYA y Cáritas desarrollarán una red de voluntariado

Kepa García / Javier Bergasa - Martes, 17 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un grupo de vecinas pasea por el barrio donde el 33% de la población tiene más de 65 años, diez puntos más que en el resto de la ciudad.

Un grupo de vecinas pasea por el barrio donde el 33% de la población tiene más de 65 años, diez puntos más que en el resto de la ciudad. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Un grupo de vecinas pasea por el barrio donde el 33% de la población tiene más de 65 años, diez puntos más que en el resto de la ciudad.

pamplona- Veintitrés medidas contempla el Pacto por la Persona Mayor del barrio que entidades públicas y privadas, asociaciones y colectivos vecinales de San Juan/Donibane van a poner en marcha para abordar el paulatino envejecimiento de su población, donde el 33% del vecindario (10 puntos más que en el resto de la ciudad) tiene más de 65 años. Se trata de un proyecto pionero en Pamplona, promovido por el centro de salud del barrio, con el objetivo de impulsar todas aquellas iniciativas que ayuden a la promoción del envejecimiento activo y saludable y crear los mecanismos que permitan detectar situaciones de riesgo, abandono o soledad.

Lo significativo es que las iniciativas que contempla el plan serán llevadas a cabo por las nueve entidades que lo han desarrollado, desde un punto de vista comunitario donde cada uno aporta en función de sus posibilidades. Además del Ayuntamiento y Gobierno foral a través de la concejalía de barrio y del Departamento de Salud respectivamente, colaboran las dos agrupaciones deportivas del barrio -San Juan y Anaitasuna- la asociación vecinal San Juan Xar, la asociación de comerciantes de Martín Azpilicueta, Cáritas San Juan, DYA Navarra, Club de Jubilados Oskia y Policía Municipal, a través de los agentes comunitarios.

Representantes de las nueve entidades firmaron el 22 de marzo el documento que fija los objetivos y este jueves presentarán a los vecinos del barrio el contenido de las medidas concretas que recoge el plan, con una vigencia de tres años (2018 a 2020). Entre las acciones recogidas en el Pacto por la persona mayor del barrio aparece la creación de una red de voluntarios;la organización de diversos talleres;la creación de un huerto urbano donde las personas mayores podrán transmitir su conocimiento a las nuevas generaciones;o un banco del tiempo, donde las personas aporten a la comunidad algo que puedan necesitar y reciban en similar proporción de lo que precisen.

Cada actividad será responsabilidad de la entidad encargada de llevarla a cabo, pero la colaboración alcanzará a las 23 iniciativas consensuadas. A Luisa Jusué, trabajadora social del centro de salud, le ha correspondido la tarea de impulsar el proyecto. Ayer destacó la importancia que ha tenido afrontar la realidad del envejecimiento desde diferentes perspectivas, porque hacerlo únicamente desde un punto de vista sanitario no era suficiente. “Nos dimos cuenta que necesitábamos la participación de otros actores, que era necesario un trabajo comunitario en el sentido más amplio, la participación vecinal, donde cada entidad aportara algo para lograr el objetivo buscado, que en este caso son las personas mayores, sus necesidades y problemáticas concretas”.

ocho ámbitos de actuaciónLas 23 medidas se dividen en áreas de actuación: participación y acción social;educación, formación y aprendizaje;promoción de estilos de vida saludables;servicios sociales de salud y comunitarios;cuidar y cuidarse;seguridad económica social y laboral;barrio accesible, seguro y activo;y viviendas seguras.

De la creación de una red de voluntariado se encargarán Cáritas, DYA y Centro de Salud;San Juan Xar organizará un taller de tejedoras;a las agrupaciones deportivas San Juan y Anaitasuna les corresponderán los cursos de yoga y gimnasia de mantenimiento;el centro de salud dirigirá los talleres de memoria, escuela de salud o el taller de cuidadoras y el Banco del Tiempo será una responsabilidad de la asociación vecinal y Cáritas.

En cuanto a la accesibilidad y a la seguridad física, está previsto realizar un mapa de los puntos negros existentes en las calles del barrio, así como organizar charlas informativas sobre seguridad vial y en el domicilio, y la convocatoria de ayudas públicas para la rehabilitación de las viviendas.

No es casual que la iniciativa haya surgido en este barrio. Mientras que en Buztintxuri y Mendillorri el porcentaje de personas mayores no llega al 8%, San Juan/Donibane registra el índice más alto de envejecimiento -271 personas mayores de 65 años por cada 100 menores de 15 años- y un 11% de sus vecinos supera los 80 años. “Es verdad que la población es heterogénea, pero hay elementos coincidentes como la pérdida de autovalimiento, casos de aislamiento y soledad o mayor riesgo de sufrir maltrato social, familiar o institucional”, comentó ayer la trabajadora social del centro de salud.

carencias en el barrioEl trabajo posterior desarrollado por una comisión técnica creada al respecto ha permitido dibujar un cuadro bastante exacto de la realidad diaria de los mayores del barrio y de lo que necesitan. “Detectamos problemas de movilidad y accesibilidad, experiencias estresantes de inseguridad ciudadana por robos y timos, quejas por el excesivo ruido provocado por el ocio nocturno, la falta de recursos específicos, poco conocimiento sobre las actividades disponibles y la ausencia de un punto de información y de asesoramiento”, subraya.

Como principal objetivo, el Pacto por la Persona Mayor del barrio persigue mejorar la salud, la participación y la seguridad de las personas mayores, sin obviar los condicionantes económicos, sociales, personales, comportamentales, entornos físicos, servicios sociales, sanitarios, la cultura y el género.

Cabe recordar que el Ayuntamiento solicitó formalmente a principios de julio de 2017 la adhesión a la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, con el compromiso de llevar a cabo el proyecto de esta red con la participación de las personas mayores de la ciudad. Se trata de un proyecto impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) destinado a crear entornos y servicios que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable.

El Gobierno de Navarra, por su parte, activó la estrategia de Envejecimiento Activo y Saludable de Navarra para los años 2017-2022, cuya finalidad es aumentar la esperanza de vida en buena salud así como disminuir la prevalencia de dependencia. Que dentro de veinte años el 25% de la población de Navarra será mayor de 65 años convierte a este proyecto en prioritario para el Ejecutivo foral.

Esta iniciativa incluye más de 60 líneas de acción. Se estructura entorno a tres ejes clave: proyectos de vida activos y saludables, entornos amigables con las personas mayores y desarrollo regional, y servicios y prestaciones sociales y económicos.

El Post-it

Jubiloteca. Aunque no tiene fecha concreta, al Ayuntamiento de Pamplona le corresponderá la tarea de poner en marcha una jubiloteca, como ya existen en otras localidades de la Comarca y del resto de Navarra. El servicio ofrece un espacio de bienestar para las personas jubiladas donde poder mantenerse activas en el contexto cercano, fomentar la socialización y la relación entre iguales y trabajar habilidades.

el apunte

Presentación, el jueves en el centro de jubilados Oskia. La presentación de las medidas será el jueves a las 19 horas en el centro de jubilados Oskia.

las cifras

20.252

Población. Según el padrón municipal, San Juan tiene 20.252 habitantes, de los que 9.186 son hombres y 11.066 mujeres.

6.507

mayores de 65 años. La población mayor de 65 años alcanza en Pamplona el 23% (una quinta de la población de la ciudad), mientras que en San Juan sube al 33%. En el barrio hay 6.507 personas mayores de esa edad: 2.550 hombres y 3.957 mujeres.

1.164 €

Pensión media. De las 43.830 personas mayores de 65 años que viven en Pamplona, más de 31.000 cobran algún tipo de pensión que, de promedio se sitúa en los 1.164 euros. La pensión media de viudedad está en los 755 euros y la de jubilación en los 1.328 euros (ambas cuantías se sitúan por encima de la media del Estado, establecida en 633 y 1.031 euros, respectivamente).

Más sobre Pamplona

ir a Pamplona »

Últimas Noticias Multimedia