Estado de Derecho

por Jorge Nagore - Miércoles, 25 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:08h

Imagino que si mañana a eso de las 13.00 la sentencia sobre La Manada no es del gusto de la mayoría o de una buena parte o de una minoría no será conveniente pronunciarse puesto que la Justicia es siempre justa, exquisita, imparcial, igual para todos y no hay ni que presionarla ni que criticarla ni que asegurar que las leyes de las que emana están elaboradas por partidos políticos todos ellos con sus intereses y que por tanto no cae del cielo como un disparo divino sin atisbo ninguno de injusticia.

En un Estado de Derecho como en el que estamos, las leyes son siempre justas sí o sí y si de estas leyes caben interpretaciones que no nos agradan ya sea a unos pocos, muchos o casi todos, hay que joderse y tragar y callar y al que no le guste que coja la maleta y se marche a Gambia. Quedan ustedes avisados, puesto que este es el argumento que tanto en numerosos medios de comunicación como en redes sociales como en partidos políticos ha circulado mucho en relación a lo que pueda suceder en el juicio de Alsasua, deleznable agresión de la que ya he dicho que merecerá un castigo para quien se demuestre que tuvo papel en el asunto pero ni de lejos la calificación y por tanto la condena paralela y desorbitada de terrorismo.

Me he hartado de leer en este tema esto de si "el Estado de Derecho, la Ley, la Justicia" por supuesto todo con mayúsculas, como si, ya digo, las leyes las elaborasen seres infalibles, así que digo que esto será aplicable para todos los casos en los que la Justicia mete sus zarpas, esa Justicia en la que asesinar a una chavala de 20 años tras negarse a mantener relaciones sale por 9 años y unos meses o estrangular a una de 48 en Burlada y tirarla al río por unos 18 y por la que agredir a unos guardias puede salir por unos 62 o unos 50: 62, 50 con sus 12 meses cada año y sus 365 días. Así que pase lo que pase mañana, chitón, será lojusto, amén.