Café bebido

Modulable

Por Reyes Ilintxeta - Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Ayer se abrió una ventana de aire fresco en la comisión parlamentaria que estudia un posible cambio en la Ley del Euskera. Eva Pons Parera, profesora titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, explicó qué significa dar estatus de oficialidad a una lengua, en una sesión tranquila en la que nos ahorramos los mantras de la imposición y los aspavientos de la derecha porque Ana Beltrán y UPN decidieron no asistir a las sesiones.

Hay tres puntos calientes en torno a este tema. El primero sería la posibilidad de cambio desde el punto de vista legal. Hace unos días Miguel Izu advirtió que “no es posible” establecer la oficialidad del euskera en toda Navarra mediante una ley foral, sino que se requiere “inexcusablemente” de una reforma de la Lorafna. Y cambiar esta ley no está en manos de Navarra. Frente a esto Eva Pons fue dijo que la Lorafna, tras recoger lo establecido en el punto 3.2 de la Constitución, sí que da a los legisladores la potestad de regular el uso oficial de la lengua en todo el territorio con la garantía jurídica suficiente.

Segunda patata caliente: la oficialidad no implica que todos los trabajadores de la administración tengan que saber la lengua, ni muchísimo menos. Hay sentencias que lo corroboran.

Tercero: en principio lo normal sería ofrecer la posibilidad de aprender las dos lenguas oficiales a todo el alumnado, pero también en esto hay excepciones, por ejemplo en Valencia.

Como dijo Eva Pons, la clave es “asegurar los derechos lingüísticos, ahora afectados por la zonificación” y “la oficialidad no es imposición”. Dejó claro que no hay que tener miedo a la oficialidad porque prácticamente todo puede ser modulable, progresivo y adaptable.