Convenio a cuatro para reformar el monolito de Ezkaba

Ansoáin, Berrioplano, Berriozar y Ezcabarte restaurarán el monumento de 1988

Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Destrozos en el monolito en 2006.

Destrozos en el monolito en 2006. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Destrozos en el monolito en 2006.

pamplona- Ansoáin, Berrioplano, Berriozar y Ezcabarte suscribirán un convenio -aprobado ayer en los plenos de Ansoáin y Berriozar- para restaurar y mantener entre las cuatro entidades locales el monolito situado a las faldas del monte en recuerdo de los fugados del fuerte de Ezkaba.

“Los municipios cuyos ayuntamientos suscribimos el presente convenio, enclavados en el entorno más cercano al Fuerte San Cristóbal, hemos sido testigos directos de su utilización como penal desde 1934 hasta 1945, periodo del siglo XX en el que estuvieron presas en condiciones infrahumanas miles de personas. De la misma manera, el monte Ezkaba fue testigo mudo de la gran fuga colectiva que se produjo el 22 de mayo de 1938, en la que 795 presos huyeron. Muchos yacen enterrados en nuestras tierras, lo que constituye un testimonio directo de la barbarie fascista perpetrada en aquel tiempo”, esgrime el texto.

“Transcurridos 50 años, en 1988 se construyó en la falda del monte Ezkaba un monumento en homenaje a los fugados, que ha sido atacado y dañado en varias ocasiones, lo cual nos recuerda que la intolerancia y el odio siguen estando presentes en nuestros días”, añade el texto del convenio.

En este sentido, en abril de 2017 Ansoáin aprobó por unanimidad una moción de la asociación Txinparta Fuerte San Cristóbal Red de Memoria Colectiva que detallaba, entre otros puntos, que “el Ayuntamiento analizará la forma de restituir o reconstruir el monolito en base a su propio presupuesto o con otras colaboraciones institucionales y en coordinación con los grupos de memoria”. “La recuperación de la memoria histórica en torno a aquellos sucesos y la lucha contra ese tipo de actitudes son por tanto, para los ayuntamientos firmantes, un objetivo de primer orden al que contribuir desde nuestras instituciones en colaboración con las asociaciones de memoria”, cita el texto.

“El objeto principal del convenio es el de la restauración y mantenimiento del monolito en homenaje a los fugados del fuerte, como expresión de ese compromiso que lleva implícito el recuerdo y homenaje a todas las personas que sufrieron en ese penal la represión fascista y a sus familias, junto al reconocimiento a las asociaciones memorialistas y a la gran labor que vienen desarrollando en torno a la verdad, la justicia y la reparación en el marco de la recuperación de la memoria histórica”.

6.921 eurosEl convenio tiene como objeto la reconstrucción del monolito, 6.921 euros (IVA incluido) a repartir a partes iguales entre los cuatro ayuntamientos. El monumento se realizará con un diseño similar y en acero cortén “a fin de dificultar en todo lo posible su destrucción intencionada”. Durante los cuatro años de vigencia del convenio (prorrogables de forma automática si nadie dice lo contrario), a cada entidad le corresponderá anualmente su mantenimiento y del entorno, en el siguiente orden: Ansoáin, Berrioplano, Berriozar y Ezcabarte. - M.B.