Igúzquiza insiste en que la planta de lodos es “potencialmente contaminante”

Señala que la reciente sentencia no dice que haya que otorgar necesariamente licencia de apertura

Maite González - Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un momento de la reunión informativa que tuvo lugar ayer sobre la situación en torno a la planta de lodos.

Un momento de la reunión informativa que tuvo lugar ayer sobre la situación en torno a la planta de lodos. (MAITE GONZÁLEZ)

Galería Noticia

Un momento de la reunión informativa que tuvo lugar ayer sobre la situación en torno a la planta de lodos.

igúzquiza- El Ayuntamiento del Distrito de Igúzquiza explicó ayer la situación tras la reciente sentencia del TSJN en torno a la caducidad de la licencia de actividad para la planta de lodos e insistió en que la actividad es “potencialmente contaminante” y que es necesario encontrar una alternativa. El Consistorio se mostró abierto a la negociación y pidió al Gobierno de Navarra que ponga en práctica con la mayor brevedad posible “el mandato que ha dado el Parlamento de Navarra para buscar alternativas para que esa planta de lodos no se implante en la ladera de Montejurra”.

Como ya se ha informado, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha desestimado el recurso presentado por el Ayuntamiento de Igúzquiza y ha avalado la sentencia del Juzgado de Pamplona que revocó, en junio del año pasado, la resolución del Consistorio de declarar la caducidad de la licencia de actividad. Por lo tanto, el tribunal considera que esa caducidad de la licencia no es válida.

Representantes del Ayuntamiento informaron ayer sobre la situación, en un encuentro al que acudieron miembros de los concejos, representantes de otros ayuntamientos de la zona, vecinos y vecinas o integrantes de la Plataforma Salvemos Montejurra, entre otros asistentes.

licenciaEn esta comparecencia, desde el gabinete jurídico que asesora al Ayuntamiento del Distrito de Igúzquiza, el letrado Héctor Nagore explicó que “la sentencia tampoco dice que el Ayuntamiento tenga que dar la licencia de apertura, habrá que comprobar si hay que darla o no, después de haber analizado e inspeccionado todo hasta el último milímetro y comprobado que la obra ejecutada se ajusta a la licencia de actividad clasificada o no. Si hay defectos de bulto se tendría que denegar la licencia ”, indicó. Asimismo, Nagore destacó que “las licencias son vivas y se tendría que tener en cuenta la aplicación de normativas nuevas o medidas correctoras que vayan saliendo”.

“contaminante”Por su parte, el alcalde del Ayuntamiento del Distrito de Igúzquiza, José Ignacio Urra, insistió en que “no es una licencia de actividad cualquiera, es una licencia para una planta potencialmente contaminante”. Por ello, el alcalde recordó que “nuestra obligación como Ayuntamiento es comprobar que todo cumple la legalidad. Somos competentes para pedir medidas correctoras y para vigilar. Estamos empeñados en que las cosas se hagan bien”. El fin de obra hay que darlo con una comprobación total, de medidas ambientales y también correctoras y exigirle todo lo que haya que exigir”, aseguró el alcalde.

José Ignacio Urra añadió en este sentido que “esas plantas son muy complicadas de controlar, puede haber desbordes, y hay que tener en cuenta que está en una ladera, en la falda de Montejurra, con el río Ega debajo y los pueblos muy cerca. La falda de Montejurra no es el lugar idóneo para el compostaje de lodos. El Parlamento de Navarra ya instó a que se buscasen alternativas”, recordó el alcalde.

negociaciónNo obstante, desde el Ayuntamiento del Distrito de Igúzquiza mostraron la voluntad de alcanzar un acuerdo. “La postura de nuestro Ayuntamiento es buscar una solución. No queremos confrontación, sino negociación. Nosotros pondremos nuestro granito de arena. Hay que reunirse con todos los actores, el Ayuntamiento, el Gobierno, el empresario, los ayuntamientos de la zona, la asociación de empresas, etc.”, señaló.

En este sentido, el alcalde del Distrito de Igúzquiza destacó que “entendemos que el empresario, si quiere llegar a un acuerdo, tiene que ajustarse al justiprecio, por la valoración del terreno y de las obras que realmente se hayan hecho. Lo que no esté hecho no hay por qué pagarlo, ya que en el proyecto hay partidas que están presupuestadas de actuaciones en la planta que no existen”, indicó.

José Ignacio Urra confió en la voluntad entre las partes para alcanzar una salida.

etiquetas: navarra, iguzquiza, lodos