pamplona y el tren de altas prestaciones

Más apoyos a una futura estación en Etxabakoitz que a la propuesta de mejorar la actual de San Jorge

El cuatripartito aboga por revisar el actual PSIS y hacerlo viable, aunque hay diferencias sobre el enlace ferroviario para Pamplona

Kepa García - Jueves, 26 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Vista de las vías cercanas a los terrenos de Etxabakoitz, donde se proyecta la futura estación de tren.

Vista de las vías cercanas a los terrenos de Etxabakoitz, donde se proyecta la futura estación de tren. (Javuer Bergasa)

Galería Noticia

Vista de las vías cercanas a los terrenos de Etxabakoitz, donde se proyecta la futura estación de tren.

“El PSIS de Etxabakoitz tendrá que ser revisado desde el principio y con rigor”

pamplona- La mayoría de los grupos municipales respalda la opción de construir la futura estación ferroviaria en Etxabakoitz frente a la propuesta presentada por Aranzadi e I-E, que aboga por mantenerla en su actual ubicación en el barrio de San Jorge.

Durante la comisión de Urbanismo las formaciones del cuatripartito se mostraron a favor de una revisión completa del plan urbanístico de Etxabakoitz, cuya paralización por inviable está suponiendo un lastre para el desarrollo del barrio y mantiene la incógnita sobre la solución que finalmente tendrá la eliminación del bucle ferroviario que supone la estación de San Jorge.

De esta forma, EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E reiteraron su compromiso con el punto número 106 del acuerdo programático que permitió en 2015 el cambio en el gobierno municipal, en el que se pedía la derogación del Proyecto Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) de Etxabakoitz. Este plan fue concebido en pleno boom inmobiliario y vinculaba la construcción de la futura estación con un planeamiento urbanístico para 9.000 viviendas, lo que ahora se considera del todo inviable.

Las diferencias en el seno del cuatripartito vinieron después, durante el debate generado a raíz de la declaración de Aranzadi e I-E a favor de mantener la estación en su actual ubicación, que no salió adelante ya que Geroa Bai votó en contra junto a UPN y PSN, mientras que EH Bildu votó a favor, aunque con matices.

Armando Cuenca (Aranzadi) fue el encargado de defender la propuesta, que contenía cuatro puntos. Dos hacían referencia a la estación de Etxabakoitz y al PSIS, pidiendo su paralización en tanto en cuanto su desarrollo está vinculado a un proyecto inmobiliario que calificó de especulativo. Sobre la futura estación dijo que su construcción solo puede favorecer la llegada del Tren de Altas Prestaciones (TAP), a lo que se opone de forma frontal por considerarlo “caro y elitista”.

En los otros dos puntos de la iniciativa planteó la posibilidad de que la estación se pueda mantener en su actual ubicación y que se estudie a fondo el coste y beneficios de una remodelación de la misma.

soterramientoEn ese sentido, se refirió a la propuesta de un grupo de vecinos del barrio para mejorar y ampliar los andenes, suprimir parcialmente el bucle en la zona más urbanizada y soterrar o semisoterrar el resto, garantizando la seguridad y la correcta insonorización para evitar molestias al vecindario.

Por parte del PSN intervino Eduardo Vall, que acusó a Aranzadi e I-E de no querer la modernización ferroviaria de Pamplona y Navarra y consideró fuera de lugar plantear ahora que la estación siga en San Jorge cuando siempre se ha abogado por eliminarla por el efecto negativo que causaba en el barrio. El portavoz socialista, que mantuvo varias enganchadas dialécticas con Cuenca, preguntó a los proponentes de la iniciativa quién pagaría las obras de soterramiento, aludiendo a que este tipo de intervenciones corren a cargo de los municipios que lo piden, no del Estado, que sí se haría cargo de habilitar la estación de Etxabakoitz.

Enrique Maya (UPN) comentó que la propuesta de Aranzadi e I-E tenía como objetivo “poner en un brete” a sus socios de Gobierno y reiteró que el Ayuntamiento tiene en sus manos cambiar el PSIS de Etxabakoitz y que si no se ha hecho es porque no se ponen de acuerdo en una opción.

Iñaki Cabasés (Geroa Bai) reprochó las zancadillas que el Estado ha estado poniendo al proyecto y apuntó a los regionalistas, sin citarles expresamente, de estar detrás. Sobre el PSIS de Etxabakoitz abogó por revisarlo con el rigor desde el principio ya que su contenido no es viable ni técnica ni económicamente.

El portavoz de EH Bildu Joxe Abaurrea dijo no estar de acuerdo con uno de los puntos que incluía la iniciativa de sus socios, que abogan por mantener la estación ferroviaria en San Jorge y descartar la de Etxabakoitz.

El concejal comentó que deben ser tenidas en cuenta todas las opciones antes de tomar una decisión y mencionó lo que supondría en términos económicos el soterramiento de la actual línea ferroviaria en San Jorge. Abaurrea acusó a UPN y PSN de haber impulsado un proyecto que no se podía desarrollar por su alto coste y abogó por retomar el proyecto desde el principio.

los apuntes

Enfados y salidas de tono. Maite Esporrín tuvo sus más y sus menos con Armando Cuenca a cuenta de un tuit de este último sobre los vasos reutilizables. “Es usted un mentiroso compulsivo, necesita tratamiento psiquiátrico”, fue el comentario de la edil socialista.

2023, el plazo dado por el Estado. El plazo que maneja el Estado para la llegada del TAP a Pamplona y la eliminación del actual bucle ferroviario (la estación de San Jorge y su recorrido) y la construcción del nuevo enganche con Pamplona en el que desemboca el tramo Esquíroz-Zuasti, es el año 2023.

Presa de Santa Engracia. El concejal Abaurrea dará información sobre la reparación prevista de la presa de Santa Engracia.