El crecimiento del empleo se frena en el primer trimestre según la epa

La encuesta recoge la destrucción de 4.100 puestos entre enero y marzo
Navarra sigue siendo la comunidad con la tasa de paro más baja, con un 10,54%

Juan Ángel Monreal Itxaso Mitxitorena - Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

pamplona- La Encuesta de Población Activa (EPA) dibuja un freno en el crecimiento del empleo en el primer trimestre de 2018. Entre enero y marzo, Navarra habría destruido 4.100 puestos de trabajo y el número de desempleados aumentó en 2.700 personas, dos datos que no concuerdan en exceso con los que ofrecen mensualmente el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social y que suponen uno más de los vaivenes de una estadística que sigue situando a Navarra como la comunidad con una menor tasa de desempleo.

Con un 10,54%, Navarra se sitúa seis puntos mejor que la media española, que tiene en Extremadura a su comunidad con mayor tasa de desocupación. Y es el eje que comunica el Cantábrico con el Mediterráneo a través del Ebro el que registra las menores tasa de desempleo del país. Cantabria, La Rioja, Aragón y Catalunya, además de la Comunidad Autónoma Vasca, presentan las menores tasas de paro del país, son las únicas que quedan por debajo del 13% y las que acusan asimismo una menor estacionalidad. Baleares, que durante el verano se acerca a la posición de Navarra, cerró el primer trimestre con un 17,42% de paro.

El primer trimestre, en cualquier caso, no resultó positivo para Navarra, tal y como admitía ayer el propio Miguel Laparra, si bien atribuyó a los datos un carácter “puramente estacional”. Según dijo, el primero es un trimestre “complicado y siempre menos positivo, en el mejor de los casos, para el empleo”. Laparra se refirió asimismo a “las oscilaciones típicas de una encuesta, que a veces sitúa la estimación un poco por arriba y otras un poco por abajo”.

Por otro lado, Laparra puso de manifiesto el “contraste importante” existente entre las cifras de la EPA con los datos tanto de paro registrado como de evolución de la afiliación, que “representan tendencias contradictorias”. Y ha remarcado que “mientras que en la EPA en este trimestre ha habido un aumento importante del desempleo, según el paro registrado el aumento sería tan solo de 170 personas en el mismo trimestre”. “Mientras la EPA nos habla de una ocupación más reducida, de 4.000 ocupados menos, la afiliación ha crecido en casi 1.000 personas más”. “Tendremos que ir esperando a los datos de los próximos meses y ver la tendencia a medio y largo plazo”, planteó Laparra.

Aunque “cogiéndolo siempre con hilvanes y mucho cuidado”, Laparra también destacó que “los datos de desempleo mejoran en algunos colectivos que estaban siendo especialmente afectados como puede ser el caso de los jóvenes, de las mujeres y también de la población extranjera”. Igualmente, valoró “un dato que se mantiene muy robusto, un dato de fortaleza de nuestro mercado de trabajo” como es que el empleo industrial representa el 26%, “que es casi el doble de la proporción estatal, de un 14%”.

La industria, sin embargo, arrojó uno de los peores datos del primer trimestre, con un descenso de más de 5.000 empleos asalariados que ayudó a dibujar la mayor caída en la ocupación en este trimestre desde el año 2015, al inicio de la recuperación. El mal dato desde este trimestre hace que el avance en el último año sea de apenas 100 personas, muy alejado del crecimiento en 9.000 cotizantes a la Seguridad Social o del aumento interanual de cerca de 12.000 personas que registraba la EPA hace unos trimestres y que duplicaba entonces el crecimiento que mostraban las series de afiliación.

Divergencias llamativas cuando se analiza una misma realidad que sigue siendo muy grave para decenas de miles de personas. Por ello, CCOO advertía de que “la recuperación no sólo no llega a todos los hogares navarros, sino que además los problemas estructurales como el paro elevado, el paro de larga duración, la temporalidad y la precariedad, persisten”. Así el sindicato recordaba que “el número de personas en paro sigue siendo muy alto, 32.500 personas, muy lejos de las 15.900 personas desempleadas contabilizadas en el año 2007, antes de la crisis”. CCOO alertó también de que “persiste el paro de larga duración y se convierte en un problema estructural, cerca del 44% de estas 32.500 personas llevan un año o más desempleadas”.

apuntes

-0,3%

empleo desestacionalizado. El descenso contrasta con el crecimiento del último trimestre del año pasado y repite la caída del tercer periodo del año anterior, que llegaba tras cuatro crecimientos consecutivos.

-2,4%

Baja el paro en términos desestacionalizados. De los últimos diez trimestres, solo en el tercer trimestre de 2017 se incrementó ligeramente.

10.100

hogares con todos los miembros en paro. Son solo 100 menos que hace un año, lo que ofrece una idea de lo cronificado que se encuentra el desempleo en numerosas familias.

10

comunidades autónomas por debajo de la media

Todas ellas se encuentran en el norte de España, con excepción de la comunidad de Madrid.

146.900

Ocupados hombres. Son 4000 menos que hace un año y 6.300 menos que en el último trimestre del año pasado, una de las variaciones más llamativas.

129.200

mujeres ocupadas. Son 4.000 más que hace un año y 1.600 más que en el último trimestre del año pasado. Por el contrario, la EPA muestra un número prácticamente idéntico entre parados y paradas, en contra de lo que indican los datos del Servicio Navarro de Empleo.