La OCDE pide a España más apoyo para los desempleados

Aboga por reducir el uso de ayudas a la contratación y mejorar la formación profesional

Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

madrid- La OCDE cree que España debería intensificar el apoyo a los desempleados, reducir el uso de ayudas a la contratación y mejorar la formación profesional, entre otras reformas para contribuir a la creación de empleo y cerrar la brecha entre la oferta y la demanda de competencias en el mercado laboral.

La OCDE publicó ayer su informe sobre España en el que señala que se enfrenta a la escasez de competencias básicas relacionadas con el razonamiento matemático y la comprensión lectora, así como de competencias y habilidades cognitivas superiores, incluso entre los graduados universitarios.

Al mismo tiempo, señala el informe, la sobrecualificación es elevada, ya que un 22% de los trabajadores tiene una cualificación superior a la que requieren sus puestos de trabajo, por encima de la media europea que está en el 15%.

Para reducir estos desequilibrios, la OCDE apuesta por una reforma educativa que impulse la formación profesional y su conexión con el mundo de la empresa, de manera que la oferta educativa y formativa se ajuste a la demanda del mercado laboral.

Además, el organismo dice que pese al persistente desempleo que hay en España, el país gasta “relativamente poco” en formación y asistencia en la búsqueda de empleo para desempleados.

En este sentido, aboga por reducir las ayudas a la contratación “que pueden generar efectos de sustitución importantes si no están bien dirigidas” y utilizar esos recursos para aumentar las competencias de los demandantes de empleo.

fiscalidadLa fiscalidad sobre los salarios, incluyendo el impuesto sobre la renta y las cotizaciones y descontando las ayudas familiares, bajó el pasado año en la OCDE para representar un 35,9% de la remuneración bruta, lo que significa 0,13 puntos porcentuales menos que en 2016. Los porcentajes más elevados de impuestos para los solteros sin hijos que cobran el salario medio de su países respectivos, que se toman como referente, se constataron en Bélgica, con un 53,7%, y en Alemania, con un 49,7%, explicó la OCDE en su informe anual sobre la cuestión. - Efe