Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Juicio en mayo por delitos terroristas en los disturbios de Pamplona de 2017

El fiscal pide siete años de prisión para cada uno de los cuatro acusados, a los que vincula directamente con la 'kale borroka'

EP - Viernes, 27 de Abril de 2018 - Actualizado a las 13:11h

Tres jóvenes de Errenteria encarcelados por los disturbios del 11 de marzo en Pamplona saludan desde el exterior de la cárcel a sus allegados tras su puesta en libertad.

Tres jóvenes de Errenteria encarcelados por los disturbios del 11 de marzo en Pamplona saludan desde el exterior de la cárcel a sus allegados tras su puesta en libertad. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Tres jóvenes de Errenteria encarcelados por los disturbios del 11 de marzo en Pamplona saludan desde el exterior de la cárcel a sus allegados tras su puesta en libertad.

MADRID. La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará los próximos días 21 y 23 de mayo a cuatro personas acusadas de desórdenes públicos terroristas por los disturbios ocurridos durante una manifestación en Pamplona el 11 de marzo de 2017. La Fiscalía pide para cada uno de ellos siete años de prisión.

La magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela asumió la investigación de estos incidentes después de que el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona se inhibiera al apreciar que se cometieron delitos terroristas en el casco viejo de la ciudad durante la 'Manifestación Nacional' que convocó la izquierda abertzale.

Tras la inhibición del juez de instrucción, la Audiencia de Navarra revocó esta decisión, por lo que tuvo que ser el Tribunal Supremo el que resolviera este conflicto de competencia, al igual que había ocurrido, sólo unos meses antes, con la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua. Se da la circunstancia de que la instrucción de ambos casos ha corrido a cargo de la misma magistrada de la Audiencia Nacional y que la acusación la ejercerá el mismo fiscal, José Perals.

Según el escrito del Ministerio Público, en el transcurso de la manifestación en la capital navarra el 11 de marzo de 2017 "un grupo de individuos con las tareas perfectamente distribuidas y que usaban guantes, embozados mediante capuchas y camisetas que ocultaban su rostro, actuando con el propósito de alterar de forma grave la paz y tranquilidad ciudadana, realizaron violentos incidentes de orden público y ataques perfectamente organizados y planificados contra las fuerzas de seguridad".

"Causaron daños en diversos bienes mediante el lanzamiento de piedras, botellas de cristal y artificios explosivos pirotécnicos que motivaron que tuvieran que acudir los bomberos ante el posible incendio de edificios y bienes", explica.

El fiscal asegura que los cuatro acusados "participaron en estas acciones en el ámbito de la campaña de violencia ('kale borroka') que estaba previsto desarrollar por el entorno de la izquierda radical abertzale y que había anunciado desde días antes". "Y así, los acusados se desplazaron a Pamplona desde la provincia de Guipúzcoa, donde residían, el mismo día para participar en la manifestación con la intención de provocar disturbios en la ciudad", apunta.