¿Filial de Osasuna o de Osasuna B?

caso iruña burladés y cirbonero ven incoherencias entre el informe jurídico del lunes y el del año pasado

Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Burladés y Cirbonero se presentarán el lunes en la sede de la Federación Española de Fútbol para presentar un recurso en contra del informe de la asesoría jurídica de la RFEF, que permite al Iruña jugar la fase de ascenso a Segunda B.

Uno de los puntos que presenta el recurso es la incongruencia del informe de esta temporada, en comparación con el del año pasado al considerar en mayo de 2017 que el Iruña mantiene una relación de filialidad con Osasuna B. En cambio, el pasado lunes, atendiendo al artículo 109.1, considera que el Iruña es club patrocinado de Osasuna, no de Osasuna B. Y, en este sentido, el informe de este año dice que “si se establece un convenio de filialidad, el club patrocinador debe militar siempre en categoría superior a la del patrocinado/filial”.

En concreto, el penúltimo párrafo del informe del año pasado concluía: “A tenor de lo anterior (punto 2.3 de la letra C de Segunda B), y dado que no existe la disparidad de calendario entre las competiciones de Segunda B y Tercera a que alude el párrafo anterior, entiende esta Asesoría Jurídica que el CD Iruña no podrá participar en la Fase de Ascenso a Segunda B, toda vez que mantiene una relación de filialidad con el CA Osasuna B, adscrito a esa categoría”.

Esta incongruencia en la relación de filialidad en los dos informes será uno de los puntos en los que se basa el argumento de Cirbonero y Burladés para defender que el Iruña no podrá jugar la fase de ascenso, y, en ese caso, los dos estarían ya clasificados para disputarla.

De todos modos, el informe jurídico del pasado lunes diferencia entre relación de los equipos dependientes y de los filiales con respecto a Osasuna, y la define de la siguiente manera: Por una parte, Osasuna es el equipo principal, que milita en Segunda División y Osasuna Promesas, es equipo dependiente y juega en Segunda División B. Por otra parte, establece que Osasuna es el club patrocinador, que milita en Segunda División, y el Iruña, es el club filial, que juega en Tercera División. Con esta premisa, entiende que los artículos 108 y 109 no le impiden jugar la fase de ascenso ni subir. Eso sí, en caso de no hacerlo, bajará.

Ambos informes, tanto el del año pasado como el del lunes, concluyen que “no es una opinión vinculante ni prejuzga la cuestión que pudiera someterse al órgano competente”. Una representación de Burladés y Cirbonero, encabezada por Patxi Bator, irá a Madrid el lunes para presentar sus alegaciones en contra de la decisión que permite al Iruña jugar la Fase de Ascenso ante ese órgano competente. Solicitarán, además, que la resolución se conozca lo antes posible. - D.N.