Seis semanas de baja

Un árbitro obliga a cambiar a un cadete al que vio conmocionado

Auxilio David Pérez avisó al técnico del Ardoi de la indisposición de David Resano, que sufrió una fractura en el maxilar

Jon Viedma Carrera Unai Beroiz - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El árbitro David Pérez.

El árbitro David Pérez. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

El árbitro David Pérez.

Pamplona- Miércoles, 18 de abril. El liderato de la categoría Liga Cadete Navarra pasa por Tajonar, donde el segundo clasificado, el Ardoi, se enfrenta a Osasuna, que se encuentra en primera posición y busca tres puntos que le ayuden a conseguir el título en la recta final del campeonato.

Cuando quedan escasos minutos para finalizar la primera parte de este partido vespertino, dos futbolistas disputan un balón aéreo. En medio del salto, chocan las cabezas. El jugador del conjunto de Zizur, David Resano, se lleva la peor parte.

Su madre, médica de profesión, salta al campo para auxiliarle junto con los miembros del cuerpo técnico del equipo. A priori, todo queda en un susto. David aparentemente no reviste síntomas de gravedad, y tras ser atendido en la banda pide de nuevo entrar en el campo.

Apenas cinco minutos después el árbitro del partido, David Pérez, se preocupa por el jugador. “Me di cuenta que estaba un poco mareado y con los ojos medio cerrados. Me acerqué y le pregunté: ¿Qué tal, bien?”, relata el colegiado, que se vio sorprendido con la respuesta del futbolista: “Sí, ¿por?”. Al recordarle que había tenido un golpe en la cabeza, Resano no entendía nada. “¿Qué golpe?”, dijo.

“Paré porque no se acordaba y veía que igual se iba a caer”, afirma Pérez, que se acercó hasta el banquillo del equipo visitante donde estaba Iñaki Osambela, entrenador del Ardoi. “Salimos de nuevo a atenderle y vimos que estaba un poco aturdido”, narra el técnico, que cuenta que su pupilo se acordaba del resultado del encuentro pero no de qué había pasado.

“Decidimos hacer el cambio porque vimos que no estaba en condiciones de seguir jugando”, asegura Osambela, a pesar de que su jugador “tenía ganas” y estaba empeñado en continuar, animado por la importancia del duelo a pesar de su estado. Sin embargo, su propio preparador se lo negó: “No merece la pena arriesgar lo más mínimo”.

Rubén Cámara, delegado de Osasuna, avisó al médico del club. La decisión fue que Resano acudiese a Urgencias donde, acompañado de sus padres, el joven pasó pruebas hasta entrada la madrugada. El escáner reveló una conmoción cerebral y la fractura del maxilar, unas lesiones peligrosas para la salud del futbolista si llega a continuar disputando el encuentro.

eternamente agradecidosLos padres de David, ambos médicos de profesión, mostraron su agradecimiento al árbitro que obligó a su hijo a ser sustituido. “Desde el principio he hablado con el padre. Me llamó al día siguiente y está empeñado en tomar algo, en darme un abrazo porque valoraba muchísimo lo que había hecho”, cuenta Pérez, cuya actuación ha tenido todavía más repercusión desde el pasado jueves, día en el que Helena Resano, periodista de La Sexta y tía de David, escribió una columna de opinión titulada “Gracias” en el periódico digital infoLibre.

“El padre me dijo que su hermana quería tener un detalle de la familia, que a ver si me gustaría, y claro que me gustó”, afirmó el trencilla “con orgullo”, ya que esto es una muestra de que el colectivo arbitral, continuamente cuestionado y maltratado, da muestras de su vital importancia con este tipo de actuaciones. “Lo que pasa con los árbitros es que cuando se les busca es por fallos. Cuando hace las cosas bien nadie les busca”, denuncia Pérez.

La experiencia y el “sentido común” del colegiado, que suele pitar encuentros de Tercera División, impidió un posible agravamiento de lesiones en Resano. “Al final llevas muchos años en esto y sabes diferenciar cuando un golpe es verdaderamente grave”, destaca Pérez. Afortunadamente, el encontrarse en las instalaciones de Tajonar y la rápida actuación de todos los actores evitó males mayores ya que, al menos en estas categorías, los colegiados no reciben formación específica de primeros auxilios ni tienen un protocolo para este tipo de lances.

los detalles

Ni formación ni protocolo. Al menos en estas categorías, los colegiados no reciben formación en primeros auxilios ni tienen un protocolo para este tipo de casos. Todo lo que puedan conocer es por su cuenta.

Seis semanas de baja. David Resano estará alrededor de seis semanas de baja por sus lesiones, por lo que se perderá lo que resta de temporada.