David Gálvez | DIRECTOR DE LA CORAL DE CÁMARA

“Al igual que en los 70 la Coral se atrevió con las vanguardias, ahora tenemos que estar al día, es nuestra responsabilidad”

La Coral de Pamplona recibe el Premio Príncipe de Viana en un año que su director, David Gálvez Pintado, define como el mejor momento de la agrupación en décadas

Ana Jiménez Guerra | Javier Bergasa - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:03h

David Gálvez, director de la Coral de Cámara de Pamplona.

David Gálvez, director de la Coral de Cámara de Pamplona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

David Gálvez, director de la Coral de Cámara de Pamplona.

PAMPLONA.- Feliz y todavía asimilando el galardón, David Gálvez Pintado, director de la Coral de Cámara de Pamplona, mostraba su satisfacción por el Premio Príncipe de Viana. Es el reconocimiento a una agrupación que, desde sus 72 años de historia, apuesta por mirar al presente.

Durante los últimos años han recibido reconocimientos a nivel nacional e internacional, pero éste es el primero que logran en Navarra. ¿Qué ha supuesto el Premio Príncipe de Viana para la agrupación?

-Es el primer reconocimiento en Navarra y es el Gordo, en ese sentido muy bien... Es verdad que la Coral lleva años y décadas con premios y reconocimientos y aquí no, pero estas cosas suelen pasar. También nosotros nos hemos enfocado mucho fuera de Navarra... Pero creo que se hacía justicia y nunca es tarde.

¿Cómo han recibido la noticia esta mañana desde la agrupación?

-Nuestra presidenta, Anne Miren Troyas Careaga, está en Argentina y me dejó a mí encargado, así que e ha llamado la consejera para decirme que habíamos sido los premiados y le he dicho que no me lo podía creer, porque realmente era así.... De hecho media junta está fuera. Estamos con una alegría tremenda, todavía no lo acabamos de asimilar.

Meses atrás afirmó que la Coral se encontraba en su momento más dulce de las últimas décadas, ¿qué retos tienen ahora por delante?

-Muchísimo concierto, más del que quizá podemos absorber. De hecho, tenemos que elegir. Ahora estamos con un proyecto muy interesante, Les Concerts Parisiens, y también con La Quimera, un nuevo proyecto de música inédita de navarros en la catedral de Puebla, en México. También hay muchísimos compromisos con auditorios, teatros, orquestas, varios festivales en Francia, Galicia... y tenemos conciertos de temporada en Baluarte y en Madrid. Estamos en un momento magnífico.

Hasta alcanzar este buen momento, ¿durante estos años se ha tenido que reinventar la agrupación, de alguna forma, para adaptarse a las circunstancias actuales, como por ejemplo la crisis económica?

-Antes de la crisis, la Coral tuvo su propia crisis. Son instituciones de muchos años, tienen altibajos y hace diez años tuvimos una crisis grande, y la verdad es que a la coral le ha costado. Luego, los contextos económicos son muy complicados para la cultura... ¿Y qué hemos hecho? Trabajar, tener muy claras las líneas que queríamos, saber por dónde teníamos que enfocarlas y hacer un buen trabajo. Quería rodearme de un equipo de profesionales, que supieran muy bien cómo funciona este mundo y qué es la coral, y en ese sentido hemos conseguido sacarlo. Nos hemos apoyado mucho en el prestigio internacional, porque hemos seguido haciendo infinidad de conciertos en Europa. En España hemos trabajado mucho y la idea era conseguir focalizarnos en Navarra. Poco a poco, y sobre todo adaptándonos a nuevas propuestas artísticas, a las artes escénicas... Abriendo un poco la mente y siendo una institución que escucha y está en el siglo XXI.

En ese sentido, históricamente la Coral ya dio voz a muchos compositores vanguardistas años atrás.

-Igual que en los 70 la oral se atrevió a meterse con las vanguardias, nosotros tenemos que estar al día, eso es primordial en nuestra idiosincracia y es nuestra responsabilidad.

Uno de los valores que ha destacado el Consejo Navarro de Cultura en su fallo es el compromiso de la agrupación con los músicos navarros durante toda su historia, ¿cómo es esta relación hoy día?

-Ahora hemos estado rescatando las raíces que tenemos enterradas en las cunetas y para eso hemos hablado primero con nuestros compositores de referencia. Tenemos muchos y es imposible con todos, pero hemos establecido dos líneas. Una es con los compositores de la época de los años 50, de la generación de la República: Salvador Bacarisse, Fernando Remacha, Arturo Dúo Vital o Joaquín Rodrigo... Con cuyas familias hemos estado trabajando para desempolvar el repertorio y hacerlo bien. Y luego también con compositores de referencia nuestros, como Agustín González Acilu, Teresa Catalán y José María Goicoechea. Ahora estamos también con los nuevos compositores, hemos encargado una obra a una compositora navarra, a Yolanda Campos, y estamos encantados. Es importante que nuestra herramienta sirva a los compositores de aquí, es una responsabilidad.

las claves

“Es el primer reconocimiento a la Coral en Navarra y es el Gordo;creo que se hacía justicia y nunca es tarde”

“Nos adaptamos a nuevas propuestas artísticas, abriendo la mente y siendo una institución que escucha y está en el siglo XXI”

“Estamos trabajando con compositores navarros, es importante que nuestra herramienta sirva a los compositores de aquí”