Un ghanés se sacó cientos de veces el carnet de conducir examinándose para sus compatriotas

Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Una persona muestra su carné de conducir.

Una persona muestra su carné de conducir. (PIXABAY)

Galería Noticia

Una persona muestra su carné de conducir.

tarragona- La Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra han de desmantelado una organización criminal africana que se encargaba de suplantar identidades en los exámenes de conducir. 2.000 euros era el precio que tenía que pagar el subsahariano que quisiese el carnet sin examinarse. A cambio, un señor de Ghana, siempre el mismo, acudía por su compatriota a examinarse. De las 46 detenciones en 12 ciudades españolas, hay dos personas que son los cabecillas de esta red: el ghanés que mandaba en esta trama y se examinaba por los demás compatriotas, y su lugarteniente: un nigeriano auténtico experto en falsificar papeles oficiales. Las falsificaciones del nigeriano eran prácticamente perfectas. Así, si un ciudadano subsahariano quería el carnet de conducir, sólo tenía que acudir a esta mafia, pagarles 2.000 euros y despreocuparse de todo lo demás. A partir de ahí, la organización se ponía a trabajar: el nigeriano elaboraba una documentación falsa con los datos del que quería el carnet de conducir. Pero en lugar de poner la foto real, ponía la del ghanés que iba a ir a examinarse en su lugar. El cambiazo en la foto no siempre era necesario: si el cliente y el ghanés se parecían físicamente, directamente ponían la foto del pagador. Y colaba.