Mesa de Redacción

El pasado es presente

Por Joseba Santamaria - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

“Esas son cosas del pasado”, venía a ser la respuesta oficial del PP cada vez que aparecía un nuevo caso aislado de corrupción en sus filas. Era la estrategia de Rajoy para intentar pasar la página de la corrupción. El problema es que la página se ha convertido en un libro de grueso volumen cuyo final parece aún lejos de estar descrito. La inmensa ciénaga que abarca todo el complejo sistema de casos de corrupción del PP sigue extendiéndose en asuntos y en protagonistas. Otra semana deja a Cifuentes humillada por sus propios correligionarios y obligada a dimitir como presidente de Madrid -tras Esperanza Aguirre e Ignacio González, un trío fantástico para Berlanga-, a Gallardón imputado en la trama Lezo, a Juan Miguel Villar Mir, el amigo compi yoguide Letizia Ortiz y Felipe de Borbón, admitiendo el pago por adjudicaciones y al senador del PP Pedro Agramunt acusado por el Consejo de Europa de prácticas corruptas, sobornos con dinero y prostitutas de lujo. Ojalá yo pudiera hacer esas cosas”, fue su patética defensa. Y a la mano derecha de Cifuentes tirando de la manta contra las anteriores direcciones del PP de Madrid de Granados, Aguirre y González. Rajoy debiera saber que el pasado acostumbra a volver. Más aún en política. Y el pasado de corrupción del PP es simplemente su presente. La situación es insostenible en un partido al que cada día le aparece en los cajones de un juez un nuevo caso de corrupción. Otra semana negra que muestra que la situación es cada día más insostenible.