Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una suite para directivos en las colonias de Hondarribia costó 764.087 euros

Caja Navarra reformó en 2009 unas viejas oficinas para convertirlas en una habitación con baño y vestidor de 250 m2

Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- EH Bildu también quiso preguntar ayer a Goñi por otros proyectos menores en comparación con la gravedad de otros hechos, pero igualmente significativos de la dinámica en la que vivía la Caja. En 2009, la entidad decidió hacer de unas viejas oficinas que formaban parte del complejo de las colonias de Hondarribia una suite a disposición de directivos de oficina y gestores de banca de empresa. Era, según dijo Enrique Goñi, una forma de premiar a trabajadores de la casa que habían cumplido con objetivos laborales: “Otros mandan a sus trabajadores a un parador o a hoteles de lujo. Nosotros ya teníamos ahí nuestro parador”.

No le gustó a Goñi que Adolfo Araiz (EH Bildu) denominase “suite” a la reforma de las viejas oficinas de las colonias. Consideró que esa denominación forma parte de un lenguaje “de cascabiblias”. Adelantó que él nunca ha habitado allí, pero que sí lo hicieron personas “de la red a la que premiábamos por la consecución de objetivos comerciales”. Pero si aquello no fue una suite, debía parecérsele mucho. El coste de la obra ascendió a 764.087 euros, y convirtió lo que eran un despacho, una sala de dirección, una sala de reuniones, cuatro habitaciones, una oficina y unos baños en una sola habitación, con un baño y un vestidor, una cocina y una sala. Para Goñi, fue una reforma que entraba dentro de lo normal. “Esa suite de la que habla se caía a trozos y olía. Estaba cerrada, no tenía uso, y le dimos uno para directores, para que pudiesen utilizarla como estímulo comercial”. Eran todos los que la utilizaban, nuevamente, a riesgo de que a Goñi le fallase la memoria. Porque negó, hasta donde él sabe -“Me extrañaría mucho”, subrayó- que la hubiesen utilizado miembros de los órganos directivos de la Caja. “Si tiene información, me gustaría que me dijese en todo caso por dónde se me ha escapado ese gazapo”, insistió a Araiz.

Un uso similar se le daba también a la “casa del jardinero”, también en las colonias. Hasta 1990, era el chalet en el que vivía el conserje de las colonias junto a su familia. Desde entonces también sirvió como casa de recreo a disposición de la entidad. “Las colonias gastan mucho dinero en invierno y era una forma usarlas”. - A.I.R.

Herramientas de Contenido