Solo quedan tres

El Izarra afronta esta tarde en Estella otra final ante Osasuna Promesas, ya descendido

r.usúa - Sábado, 28 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Partido de la primera vuelta disputado en Tajonar.

Partido de la primera vuelta disputado en Tajonar. (Foto: mikel saiz)

Galería Noticia

Partido de la primera vuelta disputado en Tajonar.

estella-lizarra. El Izarra desperdició el pasado domingo en el campo del Lealtad una ocasión de oro para acercarse a la permanencia en Segunda B, pero el gol del local Chema Moreno en el minuto 83 de partido (1-0) ha complicado un poco más las cosas. La del domingo era una ocasión de oro porque, de haber aprovechado el tropiezo del Vitoria en El Plantío, en Burgos (1-0), ahora los de Estella dependerían de sí mismos. Sin embargo, la derrota en Villaviciosa ha dejado todo igual pero con una jornada menos por disputarse, y ya solo quedan tres.

Después de 35 encuentros, ya hay dos equipos que están descendidos matemáticamente a Tercera División: el Caudal asturiano, con solo 16 puntos, y Osasuna Promesas (rival de esta tarde) con 24. Además, el Lealtad está a punto, ya que, con 27 puntos, está a 8 del play-outy a nueve de la salvación matemática, lo que parece a día de hoy una quimera.

El otro equipo en situación ahora de descenso directo es la Peña Sport, que gracias a que lleva cuatro jornadas consecutivas sin perder, se ha puesto con 32 puntos, a solo 3 del Izarra, en puestos de promoción. Por su parte, la salvación la sigue marcando el Vitoria con 36 puntos. Eso sí, los de Estella, que no pueden despistarse tampoco para eludir el descenso directo, necesitan sacar dos puntos más que el conjunto alavés para salvarse debido a la diferencia de goles entre ellos, que favorece al Vitoria.

un derbi desigualEl conjunto de Fredi Álvarez necesita ganar sí o sí esta tarde, -a las 18.30 horas en Merkatondoa-, ya que se juega la vida, mientras que su rival, Osasuna Promesas, ya no aspira a nada en la clasificación y es de suponer que estará tocado tras consumarse el descenso de categoría. Claro está, ningún equipo perdona nada, y menos en esta categoría, por lo que el Izarra necesita hacer un partido muy serio si quiere terminar la jornada con 38 puntos en su casillero. Además, los locales no podrán contar con el capitán, Bruno Araiz, que fue expulsado en los últimos minutos del partido del domingo.

Si consiguen ganar, mañana tocará estar pendientes del encuentro que jugarán en tierra alavesas el Vitoria y el colista, el Caudal, a partir de las 12.00 horas. Un pinchazo del conjunto vasco le daría la vida al Izarra, pero será difícil que falle.

Después, quedarán ya solo dos jornadas para intentar conseguir el objetivo. Los de Merkatondoa tendrán que viajar a Tudela el día 6 de mayo y cerrarán el campeonato en casa ante la UD Logroñés el día 13. Por su parte, el Vitoria tendrá que visitar en la penúltima jornada al Lealtad, en Asturias, y finalizará después la Liga en su campo ante el Osasuna Promesas.