Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

Acuerdo histórico entre las dos Coreas

El abrazo entre los dos líderes coreanos como símbolo de una paz permanente y estable entre los dos países después de décadas de fricciones, ahuyenta el riesgo de una contienda nuclear

Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

De la amenaza de una guerra nuclear al abrazo cordial. Los líderes de las dos Coreas escenificaron el pasado viernes el giro de 180 grados que han experimentado sus relaciones y el mundo ha respirado aliviado. Las imágenes de Kim Jong-un y Moon Jae-in pasando de la mano de un lado al otro de la frontera que separa a ambos países son la plasmación de un momento histórico refrendado después en las declaraciones oficiales de ambos y en ese simbólico “nunca más habrá una guerra”. Once años después de la última cumbre, el proceso que ha transitado desde una posible contienda bélica a la paz formal ha sido cuestión de semanas;el deshielo se produjo con el anuncio del Norte de participar en los recientes Juegos Olímpicos de Invierno organizados por sus vecinos del Sur, decisión que también tenía el añadido, no menos simbólico, de presentar en competición un equipo unificado. Como todos los movimientos que llegan del régimen de Kim Jong-un, vino acompañado del recelo y de la suspicacia, de si era una maniobra de distracción, un intento por ganar tiempo o por enfriar los ánimos del siempre calenturiento Donald Trump, con la vista y el misil puestos en la península. Por lo anterior, el paso ahora dado parece una confirmación real de que algo ha cambiado de verdad en la geopolítica de la zona, refrendado por el régimen norcoreano con su compromiso de desnuclearización. Kim Jong-un y Moon Jae-in acordaron enterrar siete décadas de fricciones con el cese inmediato de hostilidades. Su intención es que este acuerdo germine a finales de año en un tratado de paz y para ello pedirán las imprescindibles firmas de Estados Unidos y China, involucrados en aquella guerra detenida en 1953 con un armisticio. Donald Trump se entusiasmó con el comunicado, aplaudido también por el Ministerio de Exteriores chino. Un acuerdo cuyas consecuencias también observan con atención Irán e Israel, a expensas ambos de las determinaciones que adopte la Casa Blanca. La declaración compromete a los dos países a colaborar para el objetivo de la desnuclearización. Las dos Coreas han acordado, de momento, cooperar “para establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana”, según la declaración de Panmunjom. Ambos países declaran “el fin de los 65 años transcurridos desde el armisticio” y aspiran a reemplazarlo por “un tratado de paz”. No es mala noticia en tiempos revueltos.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »