Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La otra crónica

Osasuna agota la paciencia

Por Javi Gómez - Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Fin de la paciencia en El Sadar. Osasuna acabó ayer con ella. Durante diferentes tramos de la temporada se habían escuchado pitos momentáneos, pero ayer fue algo ya clamoroso y generalizado. La creación de unas expectativas que a las claras están no se han cumplido ni de lejos (el ascenso directo está a 13 puntos actualmente), la ausencia de un modelo deportivo prolongado en el tiempo con presencia de canteranos y el raquítico juego rojillo en casa, sumado a los poquísimos puntos obtenidos como locales, ha sido suficiente. En cualquier otro sitio seguramente el asunto habría reventado bastante antes pero la paciencia rojilla tiene límites.

Osasuna ayer ofreció una imagen algo mejor de lo habitual, pero, causalmente, solamente hasta el gol de Unai (la mejor noticia seguramente de la temporada es su recuperación). Después de ponerse por delante a Osasuna le volvieron a entrar todos los males. Y por eso es causal y no casual. Nervios, ansiedad y agobio son aspectos que ya están vistos está temporada en El Sadar y a los que el técnico no ha conseguido poner freno en toda la temporada.

Diego no ha conseguido que el equipo, especialmente en casa, enganche con la grada. Y no es ahora, en diciembre en estas mismas líneas, se advertía de la desconexión entre el verde y la grada. Ayer, tras la inexplicable censura a Indar Gorri por, simplemente, hacer uso de la libertad de expresión, el Lugo empató y el campo estalló en contra del entrenador directamente. No es algo que se vea habitualmente por el verde pamplonés. A favor del entrenador hay que decir que su discurso ha sido el mismo durante toda la campaña, algo que no ha sido lo habitual en la entidad y que es pagano de un proyecto vacío en muchos aspectos de que él simplemente es una pieza más y, seguramente, le toque pagar por sus errores y por los de otros.

Así pues, las matemáticas siguen dando vida a Osasuna, pero las sensaciones no es que se vaya a entrar en play off, es que está complicado hasta pelear por ello. Queda un mes que, como dijo Sabalza, “se va a hacer duro”, pero los rojillos tienen la oportunidad de, más allá de la clasificación, ofrecer cinco imágenes positivas para, por lo menos, dejar un sabor de boca menos malo del que ahora mismo paladea el osasunismo.