Silbidos, gritos y aplausos para Méndez de Vigo en las Fiestas de la Verdura

Protestas, globos amarillos y esteladas al paso de ministro portavoz tras ser nombrado Caballero de Honor por la Orden del Volatín

Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 29 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Méndez de Vigo, con la espada sobre la cabeza junto a Ramírez de Ganuza.

Méndez de Vigo, con la espada sobre la cabeza junto a Ramírez de Ganuza. (Fermín Perez - Nievas)

Galería Noticia

Méndez de Vigo, con la espada sobre la cabeza junto a Ramírez de Ganuza.

Tudela- Pitos, silbidos, gritos, abucheos y también encendidos aplausos para tratar de mitigarlos fueron las reacciones en Tudela al paso del ministro portavoz del gobierno Íñigo Méndez de Vigo como Caballero de Honor de la Orden del Volatín en las Jornadas de las Verduras, especialmente por la plaza de San Jaime en el Casco Viejo tudelano. Allí se habían concentrado unas 30 ó 40 personas bajo el lema El chorizo no es verdura para protestar por distintas razones por su nombramiento. En esa zona se pudieron ver globos amarillos, esteladas y gritos como fuera o alde hemendik, utzi pakean (idos de aquí, dejadnos en paz).

La zona estuvo fuertemente acordonada por la Policía Nacional que junto a agentes de la Policía Foral establecieron un importante dispositivo. Quienes protestaron lanzaron folletos al paso del ministro en los que se podía leer Persona Non grata. Tuteratik, Euskal Herritik Kanpora! (Fuera de Tudela y Euskal Herria).

El ministro pasó por esa zona saludando a la gente y estuvo a punto de encararse con un joven que le enseñaba ese folleto junto a la Herriko Taberna mientras otro joven, disfrazado con la careta de Rajoy, le saludaba. Pero tras pasar esta zona, los pitos se tornaron en aplausos e incluso se pudo escuchar algún saludo al ministro, que respondía con una sonrisa y ni rastro hubo de protestas de los pensionistas que desde hace cuatro meses se concentraban los lunes para exigir pensiones dignas.

el homenajeEs la primera vez que un homenajeado por la Orden del Volatín es abucheado en Tudela, tras una ceremonia en la que también recibieron distinciones Gutarra (Premio Exaltación de la Verdura que recogió Eduardo López), y la Cofradía del Queso de Idiazabal y la Federación de Sociedades Gastronómicas (Distinciones de Honor que recogieron Manuel Iturrioz y Joaquín Anadón, respectivamente).

En su discurso, Méndez Vigo recordó que un antepasado suyo había sido el diputado José María Méndez de Vigo (diputado por Tudela entre 1914 y 1923 que tiene una escultura en el paseo de Invierno, un cuadro en el Consistorio y es hijo adoptivo de la ciudad) y apuntó que “aquí la verdura sí sabe a verdura”. En su intervención destacó que “la historia de España puede recorrerse a través de sus fiestas, la fiesta nos conecta con nuestra niñez. En Tudela se celebra algo que ocurre todos los días en vuestras meses porque nunca se separa Tudela de la bondad de su huerta”. Tras realizar el juramento concluyó afirmando que “juro comer toda la verdura de Tudela que pueda porque es la mejor de España y ayuda a una vida saludable”.

Por su parte el alcalde de Tudela, Eneko Larrarte, indicó que “los tudelanos y tudelanas entendimos hace tiempo que el fruto de nuestras huertas tenía el valor de un tesoro que debíamos cuidar y enseñar al mundo. Es muy fácil presumir de aquello de lo que se está tan orgulloso”. Por último, en referencia a la sentencia de La Manada, señaló que “la igualdad es un concepto por construir día a día, entre diferentes, con marcos jurídicos e instituciones que cuiden de todos y sobre todo de todas, sin necesidad de ser una heroína para demostrar lo obvio”. A la cita acudió la consejera de Educación María Solana representando al Gobierno Foral.