El parque de Aranzadi mitigó los efectos de la última riada

El bosque de crecida actuó como un segundo cauce que alivió este tramo del río Arga

Lunes, 30 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen de la zona afectada por la última inundación.

Imagen de la zona afectada por la última inundación.

Galería Noticia

Imagen de la zona afectada por la última inundación.

pamplona- La reciente crecida del río Arga el pasado 12 de abril ha vuelto a ponerlo a prueba la importancia del parque de Aranzadi, cuyo bosque de crecida actuó como un segundo cauce que alivió este tramo del río, muy encajonado, y redujo la altura del agua evitando la inundación de los edificios de Aranzadi y también de las viviendas más cercanas al cauce en la Chantrea y la Rochapea.

El parque de Aranzadi es uno de los ejemplos más avanzado de un espacio público que actúa al mismo tiempo como infraestructura hidráulica que controla parcialmente las inundaciones.

Una vecina de la calle Padre Andoain, en la Chantrea, lo corraboraba al día siguiente: “Desde la construcción del parque Aranzadi, solo nos ha vuelto a entrar agua en las inundaciones históricas de 2013, como a mucho otros vecinos, pero nunca en las posteriores de 2014, 2015 ni la de ahora. Así que ya estamos mucho más tranquilos, sin idea de vender la casa. Y claro, ¡encantados de tener un parque precioso en frente”.

Aranzadi ha sido reconocido internacionalmente como uno de los espacios públicos contemporáneos más importantes del mundo. En la Bienal de Rotterdam de 2014, Aranzadi era el modelo de la exposición Diseñando con la Naturaleza. Ese mismo año fue uno de los finalistas de la Bienal Internacional de Arquitectura del Paisaje, junto con la High Line de Nueva York y otros 9 espacios públicos emblemáticos mundiales de los últimos diez años.

El Ayuntamiento de Pamplona está estudiando la finalización del Parque de Aranzadi con la construcción de la segunda fase, pendiente desde el final de la primera en 2013. Los usos de la primera fase -para el disfrute ciudadano, la reducción de las inundaciones, el respaldo al trabajo social y educativo de las fundaciones con sede en él, y el uso popular de las huertas sociales- reclaman completar el parque dotándolo de jardines, espacios de juegos para jóvenes y niños. Los autores del parque analizan la posibilidad de hacer algunos ajustes en esta dirección. - D.N.

etiquetas: pamplona, aranzadi, riada