LAB se moviliza por un "trabajo, una vida y un pueblo digno para todos"

EFE - Martes, 1 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 13:20h

LAB se moviliza en el día del Trabajador.

LAB se moviliza en el día del Trabajador. (@LABnafarroa)

Galería Noticia

LAB se moviliza en el día del Trabajador.

PAMPLONA.- LAB ha celebrado el Primero de Mayo en Navarra con seis manifestaciones comarcales en las que ha reivindicado "un trabajo, una vida y un pueblo digno para todos", unas movilizaciones en las que se ha reconocido y puesto en valor la lucha que están llevando a cabo pensionistas y feministas.

Al mismo tiempo se ha hecho un llamamiento al Gobierno Foral a dar "un giro a la izquierda y abordar la agenda que pide la calle".

Esta demanda la ha realizado el secretario general adjunto de LAB, Igor Arroyo, en declaraciones a los medios de comunicación en Pamplona, donde una manifestación ha recorrido el centro de la ciudad encabezada por una pancarta en la que se leía "soberanía desde la izquierda", seguida de otra que decía "soberanía para un trabajo digno".

Carteles, en euskera y castellano, en favor de convenios dignos, de una educación de calidad, de los servicios sociales públicos o de pensiones mínimas de 1.080 euros se han exhibido en la marcha en la que junto a consignas en favor del reparto del trabajo se han escuchado otras por la independencia y por la amnistía y por la libertad de los presos.

Las reivindicaciones feministas han sido puestas en valor en esta manifestación en la que han vuelto a salir a la calle, al igual que el 8 de marzo, banderas y chalecos morados y en la que también ha habido referencias a la polémica sentencia de la Manada, sin llegar a mencionarla, con un llamamiento a plantarse ante "jueces machistas".

En esta jornada LAB reivindica "cuestiones muy básicas, que desgracia no se cumplen, ni garantizan en el sistema político y económico actual", según Arroyo, quien ha denunciado que éste tiene como "prioridad" la "acumulación de beneficios por parte de unos pocos", al tiempo que se "precarizan las condiciones de trabajo y de vida de una gran mayoría".

"La reforma laboral y de pensiones, los recortes en los servicios públicos nos están retrotrayendo a tiempos pasados, están tratando de desmontar todos los avances sociales conseguido por la calle trabajadora", ha aseverado.

En este contexto ha puesto en valor el sindicalismo que tiene que buscar "una alternativa al capitalismo" y al mismo tiempo dar respuestas concretas en los centros de trabajo y en la calle.

En esa línea su esfuerzo se centra por llegar a los sectores más precarizados, a las trabajadoras del hogar, los becarios, la gente en prácticas, los eventuales, los falsos autónomos, los que "han visto el sindicalismo como algo lejano".

Arroyo ha insistido en que es necesaria una confluencia en términos sociales y políticos entre todos los movimientos que en los últimos meses están planteando un cambio político y social.

Así ha destacado el movimiento de pensionistas, el "antiautoritario surgido a raíz de los acontecimientos de Altsasu" y un "movimiento feminista que está poniendo los puntos sobre las ies y está dando en el clavo del asunto".

"Es necesario responder como país, plantarse como país ante un modelo económico, social y político injusto, ante unos políticos corruptos y unos jueces machistas", ha señalado, tras lo que ha reivindicado el valor de la movilización y las alianzas para crear condiciones para un "plante general en Navarra y en Euskal Herria". Ha anunciado una protesta el 26 de mayo por unas pensiones dignas y otra el 30 en contra de la precarización de los centros de trabajo.

El sindicalista ha reconocido que en Navarra "se ha producido un cambio institucional muy importante, un cambio político en muchos aspectos", con avances como la ley de Contratación Pública o en relación con los servicios de emergencias, pero "un cambio político y social de calado todavía está por hacer".

"Dentro del Gobierno del cambio sobre todo Geroa Bai ha actuado como freno a las ansias de cambio", ha reprochado Arroyo, quien ha sostenido que es preciso "hacer un giro a la izquierda y abordar la agenda que pide la calle".