Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El TS le revocó un fallo de 55 folios por falta de motivación y luego lo rebajó por retrasos

El Alto Tribunal corrigió dos condenas de González en 2015 por una paliza al salir de una discoteca de Tudela

Martes, 1 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

PAMPLONa- El magistrado González -en esta ocasión de rebote, después de la sanción a Ernesto Vitallé y que la causa estuviera cuatro meses sobre la mesa de éste se reasignó la ponencia- rubricó igualmente una sentencia controvertida en 2015 por un delito de lesiones en Tudela, que consistió en una paliza a un hombre que trataba de mediar en una pelea a la salida de una discoteca. El Supremo le revocó el fallo condenatorio en primer lugar al entender que en las 55 páginas que contenía la sentencia había “falta de motivación y de análisis crítico”. Entonces, la causa fue devuelta a la Sección Segunda y González tuvo que redactar, ya en 2016, otra fundamentación (18 páginas). Condenó a los dos acusados a penas de 5,5 años de cárcel y de 3 años y 8 meses. Sin embargo, el Supremo, en el nuevo recurso que se planteó sobre este procedimiento, tuvo que estimar parcialmente la apelación y aplicó dilaciones indebidas por la tardanza en la causa y al entender que no se habían acreditado que las lesiones causaran deformidad.

Respecto a este último extremo, el Supremo decía que “resulta lamentable el laconismo de la sentencia recurrida en el trance de justificar la calificación que impone respecto de las lesiones. La amplísima acrítica transcripción de doctrina jurisprudencial que se limita a trasladar desde un repertoria a la sentencia contrasta con la escueta narración de los resultados lesivos y la prácticamente nula valoración de éstos. Es de preocupar que no se preocupa el juzgador (González) de añadir dato alguno sobre la visibilidad de tales secuelas. Ni concreta la ubicación de las piezas dentarias y omite toda referencia a si son subsanables por intervenciones de facultativos. Es decir, nos priva de referencias sobre los datos exigidos como presupuesto fáctico de la valoración que requiere la calificación jurídica de deformidad”, corrigió el Supremo. A un condenado se le rebajó la pena a 3,5 años de cárcel y a otro a 2,5 años de prisión. - E.C.