Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La repetición del juicio por el “veredicto absurdo” del crimen de Tafalla

El TSJN ordenó repetir el juicio a Pilar Marcos, a la que el juez González absolvió, por las contradicciones del jurado

Martes, 1 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

PAMPLONa- Todo los jueces tienen alguna tacha. Ricardo González, el magistrado discrepante en la sentencia de La Manada, manchó con un borrón calificado como “resultado absurdo, ilógico e irracional” la sentencia que firmó cuando el 28 de octubre de 2010 un jurado popular absolvió a la tafallesa María Pilar Marcos Rubio de matar a su marido con un cuchillo. El TSJN ordenó repetir aquel juicio, cuyo objeto del veredicto había sido planteado por González, que presidía el tribunal, y que él mismo aceptara las respuestas de los ciudadanos aunque no fueran coherentes. Ese veredicto del jurado ya lo había devuelto dos veces el propio González por apreciar contradicciones. Finalmente, decidió aceptar un veredicto exculpatorio en el que el TSJN apreció igualmente contradicciones, y falta de motivación y racionabilidad.

Señaló que constituían una “evidente contradicción” las respuestas dadas por el jurado a dos preguntas ya que “de un lado no tiene ningún sentido racional manifestar que no tienen probado que se representase como altamente probable que durante el forcejo se clavara el cuchillo en el pecho de su marido y pese a ello continuó con el forcejeo porque consideran que estaba en su sano juicio y por la reacción de arrepentimiento espontáneo que tuvo con posterioridad”.

Según añadió el TSJN, es “totalmente contradictorio mantener que tampoco resulta probado que a la acusada se representase como posible que durante el forcejeo se clavara el cuchillo en el pecho de su marido, pero creyó que no sucedería con la consideración del jurado de que la acusada ‘habiendo acometido ya una vez con el cuchillo, sí podía imaginarse que ocurriese la muerte”. El magistrado González aceptó el veredicto porque consideraba “razonable” que la intención de la acusada fuera otra que no se presentó al jurado, como la del delito doloso de lesiones. El TSJN planteó que se había expuesto todas las posibilidades y no cabía esa. El juicio no se repitió al llegarse a una conformidad de 3 años de prisión, que acabó en indulto parcial. - E.C.