Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Cinco denuncias tras un concierto no autorizado en el gaztetxe de Rochapea

La fachada del local aparece con pintadas alusivas a un edil de EH Bildu. Los jóvenes consideran que hubo “hostigamiento policial”

Kepa García | Oskar Montero - Martes, 1 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen del local ubicado en la calle Artica, frente a la antigua fábrica de sedas.

Imagen del local ubicado en la calle Artica, frente a la antigua fábrica de sedas. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

  • Imagen del local ubicado en la calle Artica, frente a la antigua fábrica de sedas.

PAMPLONA.- La Policía Municipal ha formulado cinco denuncias tras un concierto celebrado este fin de semana en el gaztetxe de la Rochapea después de que el Ayuntamiento decidiera no autorizarlo por motivos de seguridad. El asunto ha generado malestar entre los jóvenes que gestionan el local, que ayer convocaron un acto público para denunciar lo que consideran “un ataque” hacia los locales autogestionados. En este contexto, la fachada del gaztetxe de la calle Artica presentaba varias pintadas alusivas al concejal delegado del área de Ciudad Habitable Joxe Abaurrea (EH Bildu).

Según las informaciones facilitadas a este periódico, el Ayuntamiento trasladó previamente a los usuarios de los dos gaztetxes (el otro es el ubicado en el palacio Marqués de Rozalejo en la calle Navarrería) una resolución prohibiendo la celebración de espectáculos en su interior. En el caso del gaztetxe del Casco Viejo se respetó el aviso y finalmente no se celebró la actuación prevista, pero en el de la Rochapea mantuvieron la programación.

Una dotación de la Policía Municipal se personó en el lugar de madrugada tras varias quejas vecinales para comprobar si se estaba celebrando el concierto. Al menos una de las cinco denuncias tuvo como destinatario a uno de los grupos que intervino en la actuación.

informes técnicosLos jóvenes han señalado, por su parte, que el sábado sufrieron “hostigamiento policial”, que hubo varias identificaciones de la Policía Municipal y que Policía Foral retiró una pancarta.

Defendieron la labor desarrollada en el barrio desde 2016 y criticaron la normativa municipal vigente y los informes de Urbanismo que avalaban la prohibición de los espectáculos públicos por cuestiones de seguridad.

Varios vecinos de la zona comentaron que el concierto generó algunas molestias -terminó sobre las tres de la madrugada y acudieron más de 150 personas- y suciedad en varios portales cercanos.

El anuncio de que se iban a celebrar dos conciertos el viernes por la noche en los gaztetxes que ahora están en funcionamiento en Pamplona se produjo durante la comisión de Urbanismo del pasado miércoles. El concejal regionalista Juan José Echeverría preguntó entonces por las inspecciones realizadas en los citados locales y reclamó la prohibición de las actuaciones musicales previstas, acusando al equipo de Gobierno de mantener un actitud de connivencia con los colectivos que impulsan este tipo de iniciativas autogestionadas.

No es la primera vez que surgen problemas de este tipo en locales gestionados por jóvenes. En Navidades hubo una actuación policial y se tramitó una denuncia a raíz de las quejas vecinales por un concierto celebrado de madrugada en el edificio Antzara en Mendillorri. A finales de 2016, los usuarios del edificio del Chalet de Caparroso perdieron la cesión después de que realizaran una obras en su interior sin autorización.

Herramientas de Contenido