ELA defiende la movilización para acabar con la ultraderecha y la xenofobia

Demanda combatir con iniciativas legislativas populares la desigualdad
Valora las luchas sindicales, feministas y pensionistas
Denuncia “el retroceso de libertades” y cuestiona “el sistema judicial” por el caso Alsasua y ‘La Manada’

Sagrario Zabaleta Echarte / Javier Bergasa - Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El coordinador de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, se dirige al millar de personas congregadas en la plaza Consistorial.

El coordinador de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, se dirige al millar de personas congregadas en la plaza Consistorial. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

El coordinador de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, se dirige al millar de personas congregadas en la plaza Consistorial.

pamplona- Dos colores destacaron en la manifestación de ELA en Pamplona: el negro extendido por la pancarta que encabezaba la marcha, con el lema Pobreziari Gerra (Guerra a la pobreza)/ Aquí no sobra nadie (Sobera inor ez);y el morado del pañuelo anudado al cuello, con el mensaje Gora Emakume langileon borroka.

Más de un millar de personas recorrieron las calles del centro, desde la plaza de la Cruz hasta el Ayuntamiento, en una mañana que apenas alcanzó los nueve grados al inicio de la manifestación a las 12.00. Cuando el coordinador de ELA en Navarra, Mitxel Lakuntza, comenzaba su discurso pasadas las 12.45 horas, llovió;pero el agua apenas se asomó por este enclave durante unos minutos. Entre el verde de las banderas de ELA también se mezcló el morado de las enseñas del movimiento del 8 de marzo. “La lucha feminista es una de las mejores cosas que está pasando”, remarcó Lakuntza en su intervención de ocho páginas. “Millones de mujeres salieron a la calle en todo el mundo el 8 de marzo: muchas en Euskal Herria para plantarse y hacer visible su discriminación. Denunciaron la violencia machista, la brecha salarial, la desigualdad de acceso al empleo y exigieron el reparto del trabajo productivo y reproductivo”, destacó.

los mensajesLakuntza mostró su preocupación por el avance de la ultraderecha;censuró las desigualdades que siguen existiendo en Navarra;acusó a la patronal de la Comunidad de competir a través de la bajada de salarios;reconoció los avances del Gobierno foral en materias como la “Memoria, las víctimas, los derechos humanos, el euskera y parcialmente en política social”, pero le reprochó “el acuerdo con el Estado sobre el déficit” y su inclinación “por favorecer los beneficios empresariales en vez de los salarios”;y defendió la democracia y los derechos civiles.

Lakuntza recordó que en 2018 se ha cumplido el 50º aniversario del asesinato de Martin Luther King, que “impulsó la desobediencia civil no violenta para luchar contra la discriminación de la comunidad afroamericana. Los derechos civiles se consiguieron desde la calle”, dijo. Por ese motivo, propuso combatir en Europa “a la ultraderecha y a la xenofobia desde las políticas que hacen una sociedad más igualitaria”. Lakuntza insistió en que “esa pelea se lleva a cabo con acciones concretas, como la Iniciativa Legislativa Popular que sindicatos y organizaciones sociales han presentado en los parlamentos de Gasteiz e Iruña contra la pobreza”.

“incompatibles con el cambio”El sindicato repitió que “en Navarra existe desigualdad” y que “en cinco años ha bajado cuatro puntos la parte del PIB destinada a salarios: 600 millones han pasado de nuestros bolsillos a las empresas”. ELA reiteró que el Gobierno foral ha adoptado tres medidas que impiden acabar con la desigualdad: “Acordar con el Estado el déficit;terminar el año con superávit, ya que eso es decir que sobra dinero cuando hay necesidades sociales;y recaudar un 63% menos por el Impuesto de Sociedades en una década”.

movilización social y lucha sindicalELA remarcó que “las buenas noticias” se encuentran en tres hechos significativos este año: “La huelga del 8 de marzo, las movilizaciones de los pensionistas y las luchas laborales en las que siempre estamos”. Lakuntza mostró su preocupación “por el retroceso en las libertades en el Estado” con políticos catalanes “encarcelados por defender sus ideales”, y con un sistema judicial “cada vez más cuestionado”. Pidió “proporcionalidad para los jóvenes de Altsasu por la pelea de bar” y “justicia ante una sentencia tan increíble y vergonzosa como la de La Manada,porque no es abuso es violación”,especificó. Además gritó: “¡Nosotros y nosotras te creemos!”. Lakuntza abogó por alianzas de ELA con diferentes agentes, como otros sindicatos, movimientos sociales, asociaciones vecinales o colectivos educativos, para “la transformación social, política y económica”.

la manifestación

Pañuelos morados. En sus cuellos hombres y mujeres lucieron un pañuelo morado con el lema Gora Emakume langileon borroka/ Viva la lucha de las mujeres trabajadoras.

Pensionistas, contra los recortes. Una de las pancartas liderada por pensionistas abogaba por “echar atrás los recortes”.

Convenio del Metal. En otra pancarta se exigía recuperar salarios y mejoras sociales en el metal.

Contra los despidos en Loxin. Las 40 familias afectadas por este ERE defendieron sus empleos.

¡Libertad para los presos políticos! Otra de las pancartas solicitaba esta reivindicación, al mismo tiempo que desde el megáfono se recordaba a los detenidos por el caso Alsasua.

etiquetas: ela, primero de mayo