Trump aplaza el castigo arancelario a europa un mes

Bruselas reclama la exención permanente de sus exportaciones a EEUU de acero y aluminio
Los socios europeos advierten a Washington de represalias comerciales

Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bobinas de acero almacenadas en una planta siderúrgica alemana.

Bobinas de acero almacenadas en una planta siderúrgica alemana. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Bobinas de acero almacenadas en una planta siderúrgica alemana.

bruselas- La batalla comercial del acero ha quedado aplazada 30 días por decisión del presidente de EEUU. La Unión Europea denunció ayer la “incertidumbre” que está creando a sus empresas la amenaza de EEUU de aplicar tarifas a las importaciones de acero y aluminio y volvió a reclamar una “exención permanente”. Alemania y Reino Unido celebraron la decisión de Trump pero esperan que la exención se prolongue por más tiempo o sea permanente

La Comisión Europea (CE) “tomó nota” en un comunicado de la decisión del gobierno estadounidense de prorrogar un mes la exención de tarifas y advirtió de que la Unión Europea “no negociará bajo amenaza”. “La decisión de EEUU prolonga la incertidumbre de los mercados, que ya está afectando a las decisiones de las empresas”, criticó el Ejecutivo comunitario.

En el mismo sentido se pronunció el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que opinó que la exención “solo” hasta el 1 de junio “no es suficiente”. “La incertidumbre es dañina para la industria a ambos lados del Atlántico. Esperamos que la UE quede exenta de tarifas de una vez por todas. Nosotros jugamos según las normas. Trabajemos juntos para aislar a los que no lo hacen”, dijo en Twitter.

La patronal europea BusinessEurope señaló también que la prórroga acordada por la administración estadounidense “es positiva” pero que las empresas “necesitan previsibilidad”. “Todavía esperamos que al final EEUU reconozca que la UE es un aliado natural para abordar el exceso de capacidad del acero y el aluminio”, dijo el director general de la patronal, Markus Beyrer, que subrayó que las empresas necesitan también “estabilidad” y pidió a la UE que siga haciendo “lo posible” para garantizar una exclusión permanente.

solucionesPor su parte, el director general de la organización que agrupa a la industria europea del acero (Eurofer), Axel Eggert, lamentó que “pese al daño que está haciendo a la relación entre la UE y EEUU y a sus respectivas economías”, el gobierno del presidente Donald Trump “haya optado por continuar una política de incertidumbre en su práctica del comercio internacional”. Añadió que “no obstante”, la industria del acero cree que la UE “no debe ceder a las medidas comerciales unilaterales y debería continuar respaldando soluciones multilaterales bajo el marco de la Organización Mundial de Comercio”.

El grupo de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo abogó asimismo por “encontrar una solución en el marco de la OMC” y pidió un debate en el pleno de la Eurocámara esta semana para abordar la respuesta europea.

La CE reclamó de nuevo una exención “plena y permanente” ya que las medidas que la administración estadounidense amenaza con aplicar “no pueden estar justificadas sobre la base de la identidad nacional”. En ese contexto, recordó que “el exceso de capacidad en los sectores del acero y el aluminio no se origina en la UE”, sino que “por el contrario, la UE se ha comprometido en los últimos meses a todos los niveles posibles con EEUU y otros socios para encontrar una solución en este asunto”.

Bruselas subrayó que la Unión ha indicado “de manera continuada” su voluntad de abordar todos los temas sobre el actual acceso a los mercados de interés para ambas partes, pero ha dejado también claro que, como socio y amigo de Estados Unidos, “no negociará bajo amenaza”. “Cualquier futuro programa de trabajo transatlántico tiene que ser equilibrado y mutuamente beneficioso”, añadió.

El Ejecutivo comunitario indicó que la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, ha estado en contacto en las últimas semanas con el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, y con el representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer, y que esos contactos “continuarán”.

Por su parte, el Gobierno de Alemania confió en que opte finalmente por una exención permanente para los países de la Unión Europea. “Ni la Unión Europea ni EEUU pueden tener interés en una escalada en las relaciones comerciales”, advirtió la viceportavoz del Gobierno alemán, Martina Fietz, en un comunicado.

Trump pospuso el lunes un mes la imposición de aranceles al acero y al aluminio a los países de la UE, México y Canadá;unas tarifas de las que eximió indefinidamente a Argentina, Brasil y Australia, según anunció la Casa Blanca.

Los polémicos aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio entraron en vigor el 23 de marzo pasado, pero Trump eximió temporalmente a algunos de sus principales aliados para negociar acuerdos comerciales paralelos para lograr una reducción en las importaciones de esos productos. - D.N.