Aezkoa inaugura el ciclo de romerías a Roncesvalles

Decenas de penitentes partieron ayer desde el cruce de Harrobi para venerar a la Virgen de Orreaga

Patricia Carballo - Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Procesión a su paso por Burguete.

Procesión a su paso por Burguete. (PATRICIA CARBALLO)

Galería Noticia

Procesión a su paso por Burguete.

valle de Aezkoa- Con el comienzo de mayo, el valle de Aezkoa abrió el ciclo de peregrinaciones de los pueblos del Pirineo a Roncesvalles. De hecho, decenas de penitentes partieron ayer desde el cruce de Harrobi hasta la Colegiata de Orreaga-Roncesvalles para venerar a su virgen, la Virgen de Orreaga.

El tiempo respetó a esta primera procesión de mayo encabezada por una veintena de cruceros que, entunicados, con la cabeza cubierta y las cruces a sus espaldas, formaban dos filas. En medio, varios vecinos portaban las cruces parroquiales de los nueve pueblos de Abaurrea Alta, Abaurrea Baja, Aria, Aribe, Garaioa, Garralda, Orbaizeta, Orbara y Villanueva de Aezkoa. Continuaban la comitiva una representante de la Junta de Aezkoa y los alcaldes de los nueve ayuntamientos, seguidos de las mujeres que, ataviadas con los trajes regionales del valle, portaban los tradicionales estandartes de cada pueblo. También se dejó ver una penitente descalza, cubierta con un velo negro y portando un crucifijo y un rosario.

Pese a su vistosidad, la romería de Aezkoa no es de las más tradicionales, ya que desde mediados del siglo XVII no acudían a Roncesvalles hasta que se recuperó en el siglo XX, en torno a los años 30. Entonces, la procesión iba y volvía, pero el año pasado se decidió mediante consulta popular no volver por la tarde. De hecho, en las últimas décadas, esta romería ha ido perdiendo fuerza, si bien es cierto que desde el año pasado se nota mayor participación de personas, en especial, de los más pequeños.

resto de romerías El mes de mayo es el mes de las romerías del Pirineo a Roncesvalles. Los próximos en peregrinar a la Colegiata serán los de Luzaide-Valcarlos, que lo harán el 6 de mayo. El 13 de mayo será el turno del valle de Arce y Orotz-Betelu, el 20 de mayo del valle de Erro y de Esteribar y el día 27 de mayo de Aurizberri-Espinal. En junio también continuarán las procesiones con la de Auritz-Burguete, que peregrinará el 10 de junio y con Aoiz, que lo hará el 17 de junio. Ya por último, los pueblos de la Baja Navarra se acercarán a la Colegiata en un emotivo encuentro el próximo 5 de septiembre.