Templo verde para la vida animal

Pepa tenorio y Josetxo Segarra acogen en la comarca de sangüesa a animales en condiciones extremas. una vez al mes organizan jornadas de concienciación con voluntarios

Miércoles, 2 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Voluntarios pintan la puerta de uno de los establos y dan de comer a las ovejas de Corazón Verde.

Voluntarios pintan la puerta de uno de los establos y dan de comer a las ovejas de Corazón Verde. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Voluntarios pintan la puerta de uno de los establos y dan de comer a las ovejas de Corazón Verde.

Huarte, Pamplona, Olite, Tafalla, Noáin, Peralta, Irurtzun, Mondragón, Bilbao, Zaragoza, Madrid o Cáceres son los puntos desde los que un centenar de personas llegaron el pasado fin de semana hasta un lugar entre Lumbier y Tafalla (en la Comarca de Sangüesa) en el que Pepa Tenorio y Josetxo Segarra fundaron el único santuario animal en Navarra. “No queremos dar la ubicación exacta porque tememos actos de vandalismo y abandono masivo, pero nos alegra enormemente que nos visiten personas con voluntad de ayudar y de concienciarse. Estamos felices de que las jornadas de puertas abiertas hayan encontrado esta formidable respuesta en personas de dentro y fuera de Navarra;sin su ayuda no podríamos seguir adelante”, explica Tenorio, que vive junto a Segarra de forma permanente en el santuario, su hogar.

Allí habitan también seis cerdos, cinco cabras, casi una veintena de perros, otros tantos gatos, dos burros, ocho ovejas, una pareja de patos y una decena de conejos, todos recogidos en condiciones extremas. Corazón Verde comenzó su andadura en diciembre de 2016 y es uno de los únicos tres santuarios de la zona Norte de España, junto con otros dos situados en Galicia y Cataluña respectivamente. En España solo hay dieciséis en total. “La figura del santuario es poco conocida todavía. Se trata de lugares donde se cobija a diferentes especies, cuyos miembros han sido rescatados del maltrato y del abandono, de una muerte segura y agónica”, sentencia Segarra.

Las jornadas de puertas abiertas son celebradas una vez al mes y planteadas como días de voluntariado en los que participan una media de treinta personas: “Abrimos el santuario en estas jornadas a las personas con ganas de ayudar y aprender para concienciar sobre esta problemática con ejemplos positivos y aprendizaje en valores”. Entre las tareas a realizar, se encuentran limpiar las cuadras, cambiar la paja, vaciar los estanques, volverlos a llenar, fregar comederos, repartir comida, pintar casetas y alguna otra reparación. Además, Tenorio y Segarra organizan actividades más lúdicas, como un mercadillo solidario, tapeo vegano, un concierto y juegos para los más pequeños.

La alimentación de los animales y el mantenimiento de las instalaciones, así como los gastos veterinarios, se financian a través de donaciones privadas. Para ello, como en otras iniciativas solidarias, Corazón Verde cuenta con una cuenta para socios/as a partir de seis euros al mes y con una cuenta teaming. Convertirse en teamer significa aportar un euro mensual, simplemente dándose de alta en el apartado específico, accesible desde la web www.santuariocorazonverde.org. - D.N.