Basket femenino: pensar en futuro

Por Pablo Bretos - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Mujer y deporte son conceptos que están muy unidos en la actualidad. La salud está vinculada estrechamente a la práctica deportiva. Uno de los factores de protección para una vida sana es la práctica deportiva. La mujer en estas últimas décadas se ha ido incorporando a la práctica deportiva en casi todas las modalidades, federativas y no federativas, en una cantidad considerable.

A nivel federativo, y aun reconociendo que queda mucho camino por hacer, la incorporación de la mujer al deporte ha sido generalizada. Todas las federaciones han visto aumentar el número de fichas femeninas. Si bien ha habido deportes donde la representación de la mujer ha sido tradicionalmente mayor, como el tenis, golf y, sobre todo, baloncesto.

El baloncesto es el deporte, a nivel del estado en el que el número de fichas de mujeres es mayor que de hombres. A nivel nacional, los éxitos de la selección española femenina y figuras mediáticas como Amaya Valdemoros, Laia Palau, Alba Torrens y otras muchas han motivado la participación de la mujer en el basket. Por otra parte, la enorme labor técnica y táctica de los clubes, entrenadores, federaciones y formadores ha desarrollado un baloncesto enormemente competitivo, de calidad y espectacular.

Navarra no es una excepción en este caso. Nuestro nivel de participación federado está en un porcentaje de 60% chicas y 40% chicos. La puesta en marcha de los programas formativos de los diferentes clubes, del programa de tecnificación de jóvenes talentos de la federación, el programa formativo integral de selecciones navarras y el trabajo de muchos entrenadores han creado un salto de calidad que se traduce en una gran cantidad de jugadoras de enorme potencial deportivo.

Este trabajo está dando sus frutos en la actualidad. En Primera División Femenina, tenemos tres equipos, dos de ellos en el grupo de ascenso y con serias aspiraciones a poder acudir a la fase de ascenso los dos. En Segunda División Femenina, hay cuatro equipos situados en plazas de ascenso o con enormes posibilidades.

Ha habido un salto de calidad gracias al trabajo de muchas personas en diferentes clubes y federación

La FNB ha promocionado una estructuración con el objetivo de conseguir un equipo navarro en LF2

El baloncesto es el deporte, a nivel d

Este trabajo realizado conjuntamente por clubes, entrenadores, federación y, sobre todo, jugadoras debe continuar con la subida de un peldaño más. Este paso es la consecución de un equipo en Liga Femenina 2, con jugadoras navarras mayoritariamente, posibilidad factible actualmente.

La Federación Navarra de Baloncesto, conjuntamente con la Fundación Miguel Induráin, a la que debemos agradecer su acompañamiento e impulso en este proceso, ha promocionado la estructuración del Baloncesto Femenino con el objetivo de conseguir un equipo navarro en Liga Femenina 2. Para ello, después de varias reuniones con los clubes nacionales y con alguna incorporación de otros clubes, se ha configurado un proyecto para conseguirlo. Los objetivos fundamentales son:

1º.- Generar un proyecto estructurado que permita que las jugadoras navarras con proyección profesional puedan desarrollar sus cualidades al máximo, teniendo un itinerario que le suponga retos constantes y alcanzables.

2º.- Disponer de un equipo de elite en Navarra, con representación mayoritaria de navarras y que sea un escaparate motivador para que las niñas y jóvenes adolescentes se acerquen al baloncesto y hagan deportes de equipo.

3º.- Potenciar la formación continua de jugadoras, entrenadoras/es, representantes de clubes, siendo un equipo ejemplo en la formación de todos los equipos, en los diferentes ámbitos.

Las diferentes reuniones han confirmado esta necesidad y estos objetivos. Un club, Ardoi, ha concretado su voluntad de intentarlo y está trabajando firmemente por ello, el resto de clubes han manifestado el interés y la buena idea que sería para el desarrollo del baloncesto femenino.

La responsabilidad de la federación es trabajar por conseguir estos objetivos que redundarán en beneficio del baloncesto en general. Creemos que es necesario pensar con visión de futuro, pensar con miras más altas. Tenemos la obligación como federación que cualquier jugadora pueda desarrollar todas sus potencialidades, generar los medios necesarios para que nadie se quede en el camino sin haberlo intentado. Creo que esta obligación de la Federación la comparte cada club en su ámbito de actuación. Creo que en el proyecto todos cabemos, los objetivos son interesantes para todos, es necesario superar los miedos y apostar por un futuro que, creo honestamente, nos favorecerá a todas/os.El autor es Presidente de la Federación Navarra de Baloncesto