Ricardo Úriz jugador del breogán lugo

“Jugar en la ACB sería un final bonito para mi carrera”

Ricardo Úriz (Pamplona, 30 de julio de 1980) ha sido uno de los artífices del ascenso del Breogán, que doce años después volverá a jugar en la máxima categoría

Néstor Rodríguez - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Ricardo Úriz atiende a su entrenador Natxo Lezkano.

Ricardo Úriz atiende a su entrenador Natxo Lezkano.

Galería Noticia

Ricardo Úriz atiende a su entrenador Natxo Lezkano.

donostia- A sus 37 años, el ex del Gipuzkoa Basket sigue en plena forma. Reconoce que quiere seguir en activo y que le gustaría hacerlo en el Breogán, aunque aún no tiene atado su futuro. El que acaba de conseguir es el quinto ascenso a la ACB en la carrera de Úriz, que califica de “sobresaliente” la temporada del GBC y otorga “mucho mérito” al papel que está protagonizando el Sammic en la LEB Oro.

Han logrado el objetivo que se marcaron a inicio de temporada.

-Sí, estamos muy contentos. El año ha sido increíble, ya no solo por cumplir los objetivos, sino por haber hecho una temporada muy buena a nivel de resultados y de juego. Hemos conseguido la Liga y la Copa, más no se puede pedir.

Han sido líderes o colíderes de la LEB Oro desde la jornada uno.

-Empezamos la temporada muy bien, con un balance de 11-0, lo cual nos dio mucha confianza. El equipo ha sido muy regular y hemos estado todo el tiempo ahí arriba.

Las condiciones económicas para subir a la ACB se han suavizado y son más factibles, pero falta confirmar en los despachos lo que han logrado en la cancha. ¿Qué les dicen en el club?

-Estamos al margen de ese proceso. La ciudad está volcada con el equipo, el club está trabajando y ojalá podamos decir que Breogán estará con los mejores en la ACB.

Usted ha subido nada más llegar al Breogán, pero el club llevaba doce años intentándolo...

-Sí, doce años sin lograr el ascenso para un club como el Breogán son muchos. En estas temporadas el club ha hecho plantillas importantes y todo ese trabajo ha tenido recompensa ahora. Es un histórico del baloncesto nacional y se merece estar en una liga tan importante como la ACB.

Usted ya tiene cinco ascensos, una cifra muy importante.

-Sí, uno con Bilbao, tres con el GBC y el de ahora con el Breogán. No es fácil subir, son muchos ascensos pero te puedo decir que no es nada sencillo. Es una cifra bonita.

¿Hay algún nexo en común entre todos los ascensos?

-Lógicamente, necesitas buenos jugadores, pero también he subido con plantillas no tan poderosas. El primer ascenso con Esmorís, Jon Santamaría, Esteban Martínez, Nacho Martín... era una plantilla de gente joven y un club recién ascendido a la categoría. Incluso con la plantilla del año pasado el objetivo no era el ascenso. Lo que sí hay en común es un gran grupo, un grupo que tira para adelante, que es ambicioso y que quiere luchar por algo bonito. Eso a veces te da más que tener una plantilla poderosa.

¿Se atreve a decir qué otro equipo va a subir a la ACB?

-Complicado. La LEB Oro ha subido de nivel. Es muy difícil de pronosticar. Manresa igual parte con algo de ventaja, pero Prat ha hecho una gran temporada y tiene un gran equipo. Palencia está en buen momento. Y Oviedo y Melilla también son fuertes. Esos igual son los cinco grandes candidatos.

Por debajo la lucha es terrible...

-Es una pasada, puede bajar alguno con doce victorias. Y en la última jornada no hay ningún duelo directo. Va a ser una jornada de infarto, ahí sí que es más difícil pronosticar.

Ahí está el Sammic.

-Lolo Encinas y compañía han hecho una gran temporada. Deseo que salven la categoría y puedan disfrutar de la LEB Oro otro año. La categoría está subiendo de nivel, las plantillas son mejores y tiene mucho mérito que un recién ascendido como Sammic esté donde está.

¿Va a seguir en el Breogán?

-Es muy pronto, ni hemos terminado la liga. Está claro que después de haber subido me apetece dar esos últimos coletazos de mi carrera en la ACB, pero no sé nada, no he hablado con nadie, y además estoy centrado en la llegada de nuestro tercer hijo, que nace en julio. Para mí eso es más importante ahora.

Con 37 años, imagino que encara la recta final de su carrera y que le gustaría cerrarla en la ACB.

-Jugar en la Liga ACB sería un final bonito para mi carrera. Cumplo 38 años en julio, y para nada me imaginaba seguir jugando a esta edad. Las últimas temporadas ya voy tomando decisiones año a año. Lo que sí me gustaría, y lo he hablado con mi mujer, es seguir jugando al menos un añito más. He terminado con muy buenas sensaciones. Es la idea que tenemos.

Supongo que sigue la ACB. ¿Cómo valora la temporada que está haciendo el GBC?

-Claro que la sigo. Está haciendo una temporada muy buena. Al ser un recién ascendido y con un presupuesto como el que maneja, la temporada es de sobresaliente, está ya virtualmente salvado. Equipos como la Penya, Bilbao, Zaragoza y Betis tienen esa incertidumbre y el GBC tiene la salvación ahí.

Por cierto, que en el Betis está su hermano Mikel.

-Está siendo una temporada difícil para ellos, han perdido partidos clave y lo están pagando. En lo personal, Mikel ha disfrutado de minutos en la ACB y ha hecho partidos buenos. El final de temporada va a ser difícil para todos los equipos que están abajo, está muy reñido, veremos cómo termina. Son partidos muy difíciles, he vivido muchos porque he jugado en equipos que han estado abajo.