la edición más parecida, la de 2004

El año de las sorpresas

manomanista | en esta edición, ningún cabeza de serie ha logrado pasar a semifinales

Jon Viedma Carrera - Iñaki Porto/Javier Colmenero/Gorka Estrada - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Elezkano II.

Elezkano II.

Galería Noticia

Elezkano II.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- La edición del Manomanista de este año pasará a la historia de la pelota por ser el año de las sorpresas. En esta pasada jornada cayeron todos los cabezas de serie que entraban en cuartos de final, es decir, los semifinalistas del pasado año, dejando sitio a otros cuatro pelotaris que, en algunos casos, no figuraban en las quinielas ni siquiera para llegar pasar de ronda.

Desde el año 1999, a partir del cual se tienen datos sobre los cuadros del Manomanista, nunca ha ocurrido que los cuatro semifinalistas se hayan deshecho de los cabezas de serie. La edición más parecida fue la de 2004, cuando se eliminaron tres pelotaris que entraron en cuartos de final.

En aquel año, Juan Martínez de Irujo, en su primera participación y que a la postre salió campeón, venció por 22-11 a Olaizola I. Xala, que fue subcampeón, se deshizo por 22-6 a Patxi Ruiz, que defendía título. Eugi endosó un contundente 22-4 a Barriola. Sin embargo, Olaizola II no falló y alcanzó las semifinales venciendo por 22-9 a Zearra.

solo un campeónDe los cuatro clasificados para las semifinales, solo Aimar Olaizola ha tocado la gloria de la competición individual. Campeón en cuatro ocasiones -2005, 2007, 2012 y 2013- el goizuetarra, en un gran momento aunque a pesar de no haber podido preparar el campeonato como quisiera, pondrá la experiencia en esta fase.

Olaizola tendrá como rival en las ‘semis’ a Danel Elezkano. El de Zaratamo, que ya alcanzó la final del Parejas, llega a la cita más rodado que ninguno. Aunque no tuvo tiempo para preparar específicamente el campeonato, su buen momento de forma le ha valido para superar hasta tres rondas -llega aquí desde dieciseisavos- y eliminó el sábado al vigente campeón, Oinatz Bengoetxea. Danel nunca había llegado tan lejos en el mano a mano. El único año que disputó el campeonato, en 2014, cayó en dieciseisavos por 22-5 ante Xala.

En la otra semifinal estará otro navarro, Joseba Ezkurdia. El flamante campeón del Parejas está prolongando su rendimiento y, como se vaticinaba, parece que el ganar su primera txapela le ha hecho dar un paso para poder luchar en todos los torneos. El de Arbizu, también sin tiempo para preparar el campeonato, venció a Iker Irribarria, que solo había perdido hasta el momento un partido en esta modalidad -la final del año pasado ante Bengoetxea, ya que en su primera participación el zurdo de Arama consiguió la txapela-. Son sus primeras semifinales. Llevaba dos años consecutivos cayendo en cuartos.

El último en dar la sorpresa fue Jokin Altuna. El martes, el de Amezketa venció a Mikel Urrutikoetxea, uno de los favoritos, que también había tenido mucho tiempo para entrenar de cara a la cita. El campeón del Cuatro y Medio, con 22 años, es el más joven de la fase, y solo había estado una vez en semifinales. Fue en 2016, cuando llegó por la lesión de Irujo.

la final de segunda, en el labritLa final del Manomanista de Promoción se disputará el sábado 19 de mayo en el frontón Labrit, con pleno de jugadores de Asegarce en semifinales.

El riojano Gorka y el navarro Bakaikoa se disputarán un puesto en la final el sábado 5 en Orduña, mientras que los guipuzcoanos Erasun y Urretabizkaia II darán el último paso el domingo 6 en Ikaztegieta.

las semifinales

Olaizola II-Elezkano II Sábado 12, Labrit

Ezkurdia-Altuna III Domingo 13, Bizkaia

los detalles

1 de Asegarce, 3 de Aspe. En estas semifinales solo habrá un representante de Asegarce -Olaizola II- y tres de Aspe -Elezkano II, Altuna III y Ezkurdia-. La promotora bilbaína confirma así su buen año.

Dos inéditos. Danel Elezkano y Joseba Ezkurdia vivirán sus primeras semifinales del Manomanista. El vizcaíno solo había jugado en 2014 -cayó en dieciseisavos contra Xala- y el navarro llevaba dos años consecutivos cayendo en cuartos.

el año

2004

Fue el año donde más cerca estuvo de ocurrir una situación parecida a la de este año. En aquella edición cayeron tres cabezas de serie -Olaizola I, Patxi Ruiz y Barriola-. Solo uno, Olaizola II, cumplió entrando en semifinales. Sin embargo, lo de este año no había ocurrido al menos desde 1999, año desde el que se tienen datos.

el dato curioso

los cuatro delanteros semifinalistas del parejas

Los cuatro semifinalistas del Manomanista son los delanteros semifinalistas del Parejas. Olaizola II -con Imaz-, Elezkano II -con Rezusta-, Ezkurdia -con Zabaleta- y Altuna III -con Martija-.

Olaizola II. El único de los cuatro pelotaris en semifinales que sabe lo que es ganar la txapela y el único representante de Asegarce en esta ronda. El de Goizueta venció el pasado viernes a Beñat Rezusta por un contundente 22-8. Con 38 años y en la temporada en la que cumple 20 como profesional, vive una segunda juventud y continúa prolongando su gran momento de forma.

Ezkurdia. El de Arbizu está viviendo un año soñado. A pesar de empezar mal en el Parejas, supo reponerse y llegar a la final con Zabaleta, junto al que ganó su primera txapela como profesional. La lana parece que le hizo coger el ritmo y la confianza en sí mismo propias de un campeón. Venció a Irribarria, que solo había perdido un partido en la modalidad, por un sonrojante 22-9.

Elezkano II. El delantero de Zaratamo es el que más rodado llega a las semifinales del campeonato. A pesar de la decepción tras perder la final del Parejas, sin tiempo para preparar el mano a mano y no considerándose un buen manomanista, ha superado tres rondas -22-6 a Arteaga II, 22-11 a Artola y 22-14 a Bengoetxea, vigente campeón-.

Altuna III. El campeón del Cuatro y Medio se encuentra en un gran momento de forma. El de Amezketa, a sus 22 años y sin presión, ha vencido a Retegi Bi 22-12 y a Urrutikoetxea por 22-16. No cuenta con una gran pegada y cree que con el tiempo hará mejores actuaciones en el campeonato, pero se ha conseguido colar y está a un paso de luchar por la txapela.