Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Mesa de Redacción

Deterioro de la imagen de la justicia

Por Joseba Santamaria - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El cruce de reproches y acusaciones que han protagonizado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, sobre la capacitación profesional del juez Ricardo González tras su infumable voto particular pidiendo la absolución de los cinco condenados por la agresión sexual a una joven en Sanfermines de 2016, refleja en toda su crudeza el deterioro al que la política está llevando a la justicia. Catalá ha tirado la piedra señalando a González, pero ha escondido la mano al no concretar sus insinuaciones. El ministro ya fue reprobado por el Congreso y ahora son todas las instancias del poder judicial y todas las asociaciones de jueces y fiscales las que piden su dimisión. Catalá nunca hubiera debido llegar a ministro de Justicia y ahora debe dimitir simplemente porque sus graves acusaciones no han sido aclaradas con hechos concretos que las justifiquen. Y Galve se ha sumado a ese ejercicio de corporativismo judicial generalizado contra el ministro, al que acusa de atacar la independencia judicial. Creo que los jueces están sometidos a crítica como cualquier otro estamento de un sistema democrático, más aún cuando llevamos años asistiendo a una progresiva pérdida de credibilidad de la justicia por la politización de sus altos tribunales -que es lo que realmente pone en duda la imparcialidad e independencia-, por la judicialización de la política y por la falta de recursos humanos y materiales para asegurar una justicia eficiente y rápida, que es lo que demandarán en la próxima huelga convocada magistrados y fiscales. Y no señor Galve, los manifestantes que han salido a la calle a denunciar la sentencia contra La Manadano son una turba ni antisistemas. Son ciudadanos como usted ejercitando su libertad de opinión y de manifestación. Las imágenes de esas movilizaciones desmienten a Galve, un juez proclive a manifestar sus posiciones políticas conservadoras desde su púlpito de presidente del TSJN. Quizá Galve también debiera pensar en dimitir.

Herramientas de Contenido