Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Barkos y Urkullu preparan una respuesta conjunta

Los gobiernos de Navarra y la CAV barajan una comparecencia unitaria de los dos mandatarios y leer una declaración para reaccionar al comunicado de disolución de ETA

Míriam Vázquez - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Barkos y Urkullu, en la Plaza del Castillo.

Barkos y Urkullu, en la Plaza del Castillo. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Barkos y Urkullu, en la Plaza del Castillo.

PAMPLONA- Los gobiernos de Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca están trabajando para ofrecer una respuesta coordinada al comunicado en el que ETA tiene previsto decretar su final definitivo. Dentro del abanico de posibilidades que manejan, leer una declaración conjunta es una opción que está sobre la mesa. En ese caso, la lectura correría a cargo del lehendakari, Iñigo Urkullu, y de la presidenta navarra, Uxue Barkos. Sin embargo, la decisión no está tomada. Estas gestiones se enmarcan en la relación prácticamente diaria que han mantenido los responsables de las áreas de Convivencia de ambos gobiernos, Álvaro Baraibar y Jonan Fernández, desde los momentos previos al desarme escenificado en abril de 2017.

Las dos instituciones han tratado de mantener una posición conjunta y de coordinarse “en todos los aspectos relacionados con el cierre de la violencia”, según explican las fuentes consultadas por este periódico. Por ello, el objetivo en las próximas horas será realizar una valoración del comunicado de ETA que vaya en una línea muy similar. Queda por limar hasta dónde alcanzará esa coordinación.

Urkullu y Barkos han decidido mantenerse al margen de los actos que tendrán lugar mañana en Kanbo, donde una amplia representación política y de agentes internacionales dejarán constancia a modo de notarios de que ETA ha decretado su disolución. No han participado en el diseño del acto y, por lo tanto, no conocen los términos en los que se llevará a cabo, de manera que ambos gobiernos han optado por preservar su perfil institucional y no tomar parte en el evento. En cualquier caso, en consonancia con el carácter histórico del momento, sí tienen previsto realizar alguna valoración de los próximos movimientos de ETA, que previsiblemente anunciará hoy su cierre de persiana. Los agentes que se reunirán en Kanbo certificarán que ese final se ha producido. Los dos gobiernos esperan que, con independencia del término que utilice para referirse a su disolución, la declaración de ETA sea concluyente y su final sea definitivo.

Dentro de las posibilidades que han barajado Barkos y Urkullu, se encuentra la lectura conjunta de una declaración institucional. En principio, está previsto que cada uno realice una valoración por su cuenta. El Gobierno Vasco trabaja con la hipótesis de pronunciarse el viernes a las 16.00 horas, una vez publicado el comunicado de ETA y zanjados todos los actos de Kanbo. Navarroa estudia un escenario similar. Además, no descartan una declaración conjunta que, en el supuesto de que tuviera lugar, sería pronunciada por Urkullu y Barkos al más alto nivel. En un momento muy preliminar, se barajó la sierra de Aralar como escenario, por el simbolismo de esta cadena montañosa que une a Gipuzkoa y Navarra. Es una opción que ahora parece descartada, y se buscaría un emplazamiento más aséptico.

ausencia en kanboEl Gobierno Vasco anunció la semana pasada que no acudiría al acto de Kanbo por un cúmulo de circunstancias que le provocan reservas. Que su diseño no haya sido consensuado y que, por lo tanto, no conozca los detalles del evento ni tampoco el alcance del comunicado de ETA convertiría su asistencia en un acto de fe y una decisión a ciegas. El Gobierno Vasco cree que es un riesgo que no puede permitirse una institución que representa a todos los vascos, que después podría verse en la tesitura de tener que responder por unos contenidos de los que no es responsable directo. Tras el acto de Kanbo, de hecho, se va a leer una declaración de un centenar de agentes políticos. El reciente reconocimiento del daño causado por parte de ETA en un documento donde diferenció entre las denominadas víctimas colaterales y los objetivos premeditados no ayudó a disipar sus recelos. El Ejecutivo de la CAV tampoco vio muy acertada la decisión de convocar el acto en Iparralde, cuando la práctica totalidad de los atentados se han producido en Hegoalde y en el Estado español.

Tampoco Uxue Barkos estará en el acto. En su caso, la gestión de este momento es algo más compleja porque conviven cuatro partidos en el Ejecutivo, y uno de ellos es EH Bildu. Además, quiere aguardar al contenido del comunicado de ETA para tomar una decisión en firme sobre el contenido y alcance de su reacción.

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, confirmó ayer que ambas partes están “trabajando conjuntamente” para analizar la decisión del fin de ETA, aunque no quiso concretar si los dos presidentes van a comparecer de forma conjunta. “Se barajan distintos escenarios y, como decía, hasta conocer los términos concretos del anuncio que haga ETA, de la declaración que acompañe a ese anuncio, no se ha adoptado ninguna decisión definitiva y no hay nada cerrado”, zanjó.

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, por su parte, aseguró que el lehendakari ha trasladado a los agentes internacionales su agradecimiento por implicarse en el cierre de la violencia. Ese agradecimiento se lo ha trasladado al Grupo Internacional de Contacto, los verificadores del desarme capitaneados por Ram Manikkalingam, la fundación Henry Dunant y el grupo Intermediate.

En cuanto al comunicado, Erkoreka exigió que la disolución sea “unilateral, efectiva y definitiva”, es decir, sin contraprestaciones, sin ambigüedades, clara, inequívoca y de carácter irreversible. Por ahora, el Gobierno Vasco no ha recibido ninguna garantía de que ETA vaya a asumir esos criterios. Erkoreka aseguró que su gabinete va a esperar hasta conocer la letra del comunicado y que será entonces cuando realice una valoración. No descartó que se produzca de manera conjunta con el Gobierno navarro.

para explicar el trabajo con la cav

upn llama a barkos al parlamento

Esparza critica el “seguidismo”. UPN ya ha pedido la comparecencia de Barkos en el Parlamento para que explique el contenido de esas conversaciones con el Gobierno vasco de cara a analizar el fin de ETA. Lo tramitó ayer el presidente regionalista, Javier Esparza, después de que la portavoz del Ejecutivo foral, María Solana, dijese que se trabaja de forma conjunta con la CAV en este tema. Esparza, en un comunicado, volvió a ver el movimiento como un “sometimiento, una vez más, de Barkos al PNV, al Gobierno de Vitoria y a los planteamientos del nacionalismo vasco”, lo que para el dirigente regionalista es “seguidismo”.