Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las medidas de incentivo empresarial marcan la recaudación

La flexibilidad para pagar impuestos puesta en marcha por el Gobierno foral propicia un saldo a favor de las empresas de 150 millones en el primer trimestre

Andoni Irisarri - Jueves, 3 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

pamplona- Las medidas de flexibilidad para los empresarios puestas en marcha por el Gobierno de Navarra han tenido su reflejo en los datos de recaudación del primer trimestre. Tal y como aseguró ayer Mikel Aranburu, consejero de Hacienda, Navarra ha cerrado el mes de marzo con alrededor de 190 millones menos en la caja que el año pasado en las mismas fechas. Pero no se trata de un bajón motivado por la mala marcha de la economía ni por la poca efectividad de la política fiscal. Todo lo contrario. El descenso se debe a las medidas que desde principios de año ha implantado el Gobierno de Navarra, que aprovechó el superávit en las cuentas de 2017 para desarrollar unas políticas de incentivo para firmas navarras que “se les debían a los empresarios”, como consideró Aranburu en febrero.

Principalmente, son dos las iniciativas que han propiciado los datos a marzo de 2018. Por un lado, la ampliación de los plazos que las empresas tienen para pagar el IRPF de los trabajadores y el IVA. El Gobierno permite ahora que se paguen hasta 10 días más tarde, oxigenando un poco más los flujos privados. Esto ha tenido un impacto de 88 millones a favor de las empresas, gracias también al sistema de suministro inmediato de información que ha puesto en marcha la Hacienda Foral en los últimos tiempos.

La segunda medida ha sido el adelanto de la devolución del IVA para empresas con más de 70.000 euros en exportaciones. Hasta enero, el IVA se les devolvía en cuatro meses. Pero ahora el Gobierno lo hace antes, a los dos meses y medio, como sucede con empresas con menos facturación. Esta mejora en el ritmo ha tenido un efecto positivo de 63,7 millones para las firmas navarras.

de marzo a abrilEl consejero fue claro en la explicación. Esta ampliación de plazos ha hecho que “pagos que se contabilizaban en marzo ahora se hacen en abril”, por lo que el balance final compensará los datos de este primer trimestre. Es así de simple. De hecho, si “eliminamos estos efectos”, como precisó Aranburu, se observaría que “la recaudación es buena, acorde con lo previsto”, lo que propicia volver a números que sólo se registraron en Navarra hace una década, antes de la crisis. En ese sentido, Aranburu explicó que la recaudación por Sociedades e IRPF sigue a buen ritmo (creciendo al 6% en términos homogéneos con respecto a 2017) y que otros impuestos, como Sucesiones y Loterías, han experimentado variaciones dentro de lo normal. Con el primer tributo se han recaudado casi seis millones más, mientras que en el caso de las Loterías ha bajado porque los premios económicos que han caído últimamente en Navarra han sido menores.

Entra dentro de lo normal, explicó Aranburu, para quien la evolución del resto es coherente: desde el aumento del 13% en la gestión directa del IVA hasta el incremento de los ingresos por los impuestos especiales, las transmisiones patrimoniales, los actos jurídicos documentados o las primas de seguros.