fase final de la Copa del Rey de balonmano

Una Copa... ¿de sorpresas?

torneo | el helvetia se juega hoy (12.30 h) en madrid ante el logroño el pase a semifinales

Beatriz Equísoain Iraizoz - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Foto de familia de los jugadores y el cuerpo técnico del Helvetia Anaitasuna, ilusionados ante este nuevo reto copero.

Foto de familia de los jugadores y el cuerpo técnico del Helvetia Anaitasuna, ilusionados ante este nuevo reto copero. (Beatriz Equisoain)

Galería Noticia

Foto de familia de los jugadores y el cuerpo técnico del Helvetia Anaitasuna, ilusionados ante este nuevo reto copero.Juanto Apezetxea, ayer durante el entrenamiento en Madrid.

madrid- El Madrid Arena acoge desde hoy y hasta el domingo la fase final de la Copa del Rey de balonmano. Un título por el que pelearán BM Logroño La Rioja, Helvetia Anaitasuna, Fraikin BM Granollers, Ángel Ximénez AVIA Puente Genil, ABANCA Ademar León, Quabit Guadalajara, Recoletas Atl. Valladolid y el amo absoluto de este torneo en los últimos años, el FC Barcelona Lassa. El equipo azulgrana aspira a alzarse con su quinta copa consecutiva -la 19ª en su palmarés- y de nuevo presentará sus credenciales como el candidato más firme a ganar este torneo. Sin embargo, ¿sigue siendo el favorito infranqueable?

La reciente derrota en Liga ante el Granollers (28-29, después de 176 partidos sin perder), el empate con Guadalajara esta temporada (26-26) y la victoria in extremis ante el Valladolid (29-30) pueden traducirse en signos de que algo está cambiando en el conjunto catalán. Ya no es indestructible. El muro ha comenzado a romperse y, por su grieta, ha empezado a colarse la esperanza de muchos equipos, que confían en ganar a un rival hasta ahora invencible por estos lares.

El Helvetia Anaitasuna es uno de ellos. Los navarros empiezan hoy su andadura en esta fase final de la Copa del Rey. Temprano -demasiado quizás-, ya que tiene que verse las caras a las 12.30 horas en el Madrid Arena con Logroño. Los dos abrirán un torneo que, seguramente, está más abierto que nunca a la ilusión de ganarlo. Y eso se nota en el ambiente.

“El Barça está por encima de todos, pero creo que va a ser una Copa de sorpresas”, aseguraba ayer el entrenador del Helvetia, Juanto Apezetxea, nada más finalizar el entrenamiento en el escenario de la competición. “Está claro que será muy igualada, porque todo está igualado”, añadía.

Anaitasuna fue el primer equipo ayer en ensayar sobre la pista del Madrid Arena, nada más llegar a la capital, sobre las 13.30 horas, en un viaje sin incidentes desde Pamplona. Los jugadores completaron una sesión en la que no faltaron los estiramientos y tiros a portería, pero que estuvo cargada también de buen humor, sobre todo cuando de hacer rondos se trataba. Aunque Henrik Nordlander se ejercitó en parte por su cuenta, podrá estar a disposición esta mañana de Apezetxea. Miguel Goñi, que el miércoles se sometió a una resonancia, podrá ser igualmente de la partida del técnico a pesar de los problemas en un pie, que al parecer le están afectando también a la espalda. Los cuatro puntos en una de sus rodillas no van a impedir a Cristian saltar también a la pista, al igual que hiciera en el último encuentro de Liga ante el Bidasoa. Sin embargo, quien será “baja casi segura” es Mikel Agirrezabalaga, con molestias en un dedo del pie.

El partido enfrentará a dos equipos que atraviesan un buen momento. El BM Logroño, finalista el pasado año, encadena siete victorias y sólo ha perdido frente al Barcelona en esta segunda vuelta. Por su parte, el Helvetia llega “muy animado”, “consciente”, sin embargo, “de que es una empresa muy complicada”, ante un “rival durísimo”. Apezetxea, no obstante, recuerda que Anaitasuna ha sacado 7 de 8 puntos tras finalizar su periplo europeo y que el equipo está “con ganas de hacer un buen partido, novedoso, en la capital, con el único pero de jugar por la mañana, ya que seguro que no tendremos muchos aficionados”.

El objetivo de los navarros es ganar en este primer asalto al conjunto riojano y pasar así a las semifinales de mañana, donde se vería las caras con el vencedor del Ademar-Guadalajara. En el otro cuadro, los duelos entre Granollers-Puente Genil y Barça-Valladolid dirimirán el segundo cruce de semifinales. Aunque la ilusión está puesta en la final, con el premio europeo que eso puede conllevar además, el primer escollo hay que superarlo hoy.