La directiva europea sobre edificios reduce el gasto de calefacción hasta un 90%

Entrará en vigor en 2020
Navarra quiere que el sector de la construcción empiece ya a cumplirla
El grupo de Transición Energética de la UE, con participación navarra, se ha reunido en Pamplona

Sagrario Zabaleta Echarte - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- La directiva europea 2010/31 sobre edificios de consumo energético casi nulo (su denominación en inglés nearly zero energy buildings -nZEB-) pretende reducir entre un 77% y 90% el gasto energético, que se concentra prácticamente en la calefacción. Como ejemplo, el consumo medio anual de una vivienda de 70 metros cuadrados, construida hace más de 30 años, asciende a 980 euros;un inmueble del mismo tamaño de menos de tres décadas, con la legislación actual, gasta 448 euros;y un piso nZEB, 105 euros.

“Una persona puede ahorrarse casi un 90% con este modelo eficiente de vivienda respecto a una vivienda construida hace más de 30 años y un 77% para un inmueble edificado hace menos de 30”, detalló Carlos Chocarro, técnico de Nasuvinsa y miembro del grupo de trabajo del Partenariado de Transición Energética de la Agenda Urbana de la Unión Europea, junto al delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, Mikel Irujo.

Este equipo técnico, además de Navarra, está compuesto por las ciudades de Londres, Gdansk, Varsovia, Gothenburg, Udine, Tilburg y Vaasa, las regiones de Roeselare y Vidzime y los agentes colaboradores de los ministerios de Energía y Desarrollo Sostenible de los gobiernos alemán y francés, respectivamente, o el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Este grupo ultima una estrategia y una guía de prácticas básicas para responder a los principales retos económicos y medioambientales de la comunidad internacional. El plan de acción se presentará en junio en Bruselas y posteriormente tendrá que ser aprobado por la Comisión Europea.

Este equipo, en el que participa Mikel Irujo y Carlos Chocarro -arquitecto y técnico de la agencia de sostenibilidad Lursarea, integrada en Nasuvinsa-, lleva trabajando un año en esta materia, periodo en el que han celebrado cuatro encuentros, el último de ellos ayer en Pamplona. Unos 30 técnicos se reunieron en Baluarte y escucharon los diferentes proyectos que se desarrollan en la Comunidad Foral.

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, acompañada del director gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi, abogó por implicar al sector de la construcción en la estrategia europea de reducción del consumo energético como una pieza clave en la hoja de ruta que está confeccionando la UE. “Este Gobierno ya está acometiendo en las licitaciones de vivienda pública los inmuebles nZEB;además este concepto está siendo una realidad en las rehabilitaciones térmicas de edificios”, aclaró.

Carlos Chocarro recordó que los agentes de la construcción en Navarra se están involucrando en amoldar el sector a la nueva normativa. “Los Colegios de Aparejadores y Arquitectos impulsaron cursos de formación referentes a esta directiva y tuvieron una alta demanda”, destacó. Esta normativa sobresale por cinco medidas que fomentan el ahorro energético: potenciar el aislamiento, las carpinterías, los puentes térmicos, las infiltraciones de entrada y salida de aire y los intercambiadores de calor.

La consejera Elizalde insistió en “introducir el concepto de la edificación sostenible en el ADN del sector privado y la implementación de esta directiva, incluso con el objetivo de adelantar su aplicación a este año”.

los ejemplosLos asistentes al encuentro de ayer conocieron el programa Navarra Social Housing, con la construcción de 524 viviendas públicas de alquiler en Edificios de Consumo Casi Nulo con el estándar constructivo Passivhaus -cuyas primeras obras arrancaron en Mutilva hace apenas dos meses-. “Esta iniciativa se ha convertido en uno de los puntos de análisis y de referencia para elaborar la guía de buenas prácticas en las sesiones de trabajo de este grupo”, matizó Chocarro.

Además, el Gobierno también expuso su hoja de ruta contra el cambio climático, con la participación de Isabel Macías, jefa del negociado de cambio climático de la Dirección de Medio Ambiente. El Ayuntamiento de Pamplona mostró su estrategia de desarrollo urbano con la intervención de José Costero y Leire Iriarte;y Cecilia Wolluschek, directora de proyectos del Clúster Eólico de Navarra, presentó esta agrupación.

El equipo de trabajo de la UE concluyó ayer su estancia en Navarra, que comenzó el miércoles con la visita al Centro Nacional de Energías Renovables (Cener) en la Ciudad de la Innovación de Sarriguren.