Trump admite que pagó para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels 130.000 dólares

Cambia su versión ante el acoso judicial y las posibles repercusiones políticas

Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Stormy Daniels.

Stormy Daniels.

Galería Noticia

Stormy Daniels.

washington- Donald Trump estaba al tanto del acuerdo de confidencialidad con la actriz porno Stormy Daniels y además fue él quien pagó los 130.000 dólares para comprar su silencio. Esta asombrosa revelación la hizo con toda naturalidad delante de millones de espectadores nada menos que Rudy Giuliani, que hace solo dos semanas se unió al equipo legal que asesora al presidente de Estados Unidos. Posteriormente fue corroborada por el propio Trump.

Giuliani, abogado del presidente estadounidense y exalcalde de Nueva York, aseguró que el mandatario pagó a su abogado personal, Michael Cohen, 130.000 dólares que se utilizaron para hacer una transferencia a la exactriz porno Stephanie Clifford a cambio de un compromiso de confidencialidad.

Clifford, conocida como Stormy Daniels, asegura que mantuvo una relación sexual con el magnate en 2006 y que cinco años más tarde, después de que contactase con una revisita para hablar del tema, un hombre se le acercó en un aparcamiento para amenazarla. Cohen ha reconocido que pagó 130.000 dólares a la exactriz unas semanas antes de las elecciones, algo que el presidente ha negado conocer.

“Ese dinero no era dinero de campaña”, afirmó Giuliani en una entrevista en Fox News. “No es dinero de campaña. No hay infracción de financiación de campaña”, aseveró. Además, el abogado de Trump dijo que el dinero “lo canalizó a través de la firma de abogados y el presidente lo pagó”. Cohen admitió haber pagado a Daniels con dinero de su propio bolsillo. Sin embargo, el mandatario estadounidense nunca firmó el acuerdo de no divulgación, por lo que la exactriz porno alega en su demanda que el acuerdo ahora es nulo.

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, señaló que está “aturdido” por la afirmación de Giulani de que Trump sabía que se había hecho el pago. “Estoy aturdido y sin palabras. Si eso es cierto, ha mentido y engañado al pueblo estadounidense durante meses y se debe hacer justicia”, advirtió Avenatti.

La demanda impuesta por Daniels contra Cohen ha sido paralizada durante 90 días tras una orden del juez federal a cargo del caso, alegando que los derechos constitucionales de Cohen serán puestos en riesgo si la demanda sigue en curso mientras está siendo sometido a una investigación penal.

Cohen declaró a principios de la semana pasada que se acogería a la Quinta Enmienda y se negaría a responder a las preguntas de la demanda después de que el FBI hiciese una redada en su casa, su oficina y su habitación de hotel dos semanas atrás. La Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos establece que ningún individuo “puede ser obligado en un caso penal a testificar contra sí mismo”.

El propio Donald Trump reconoció haber abonado a su abogado, Michael Cohen, los 130.000 dólares pagados a la actriz porno, Stormy Daniels, en un acuerdo de confidencialidad para acallar “acusaciones falsas” de que habían mantenido una relación.

“El señor Cohen, un abogado, recibía un fondo mensual, no de mi campaña y sin tener ninguna relación con ésta, en la que él (Cohen) participó, sino como un reembolso, un contrato privado entre dos partes (...). Estos acuerdos son muy comunes entre celebridades y gente con recursos”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El mandatario, que llegó a utilizar hasta tres tuit para justificar sus actos, agregó que este dinero fue empleado para hacer frente al “proceso de arbitraje” con Stephanie Clifford -nombre real de la actriz- y para frenar las “acusaciones falsas” que suponían una “extorsión” sobre la presunta relación entre ambos.

Esta confesión supone un vuelco con respecto a la postura mantenida anteriormente por Trump, quien hasta el momento había marcado distancias con el caso Daniels y había aseverado que el pago a la actriz lo había realizado su abogado sin que él supiera de dónde había sacado el dinero. - E.P./Efe

la clave

Donación ilegal con fondos de campaña. El pago a la actriz porno Stormy Daniels había llevado a las autoridades a plantearse si podía suponer una donación ilegal a la campaña presidencial de Trump, ya que la transacción se produjo poco antes de las elecciones de 2016 y por lo tanto podría haber tenido como objetivo proteger su imagen acallando el escándalo.