El camino musical a Santiago a través de Navarra

la cantata ‘per agrum’ recoge la idea de que marchar entre campos es impregnarse de sus paisajes y gentes

Un reportaje de Javier Pagola. Fotografía Pello Pagola - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Un peregrino pasa por la calzada de Cirauqui.

Un peregrino pasa por la calzada de Cirauqui.

Galería Noticia

Un peregrino pasa por la calzada de Cirauqui.

A diario, incluso en las jornadas más oscuras y frías del invierno, atraviesan nuestra tierra cientos de personas, que caminan hacia donde muere el sol cada día, en el Finisterre europeo. Les envuelve, en días húmedos, la niebla. Si hace calor, refrescan su sed en las fuentes, y limpian su sudor en arroyos. Les cubre, de noche, una bóveda de estrellas, hasta llegar a Compostela, a donde, desde hace once siglos, gente de muchos países ha ido buscando salud física y espiritual, belleza, sosiego, y algo de aventura.

Al lado del camino, y en las ventas, mesones y hospederías de fin de etapa, además de hospitalidad, ha habido siempre canto y música, que son formas de poner el corazón en la garganta, de convivir y de anunciar alegría. Porque los caminos nos hacen universales y fraternos. Los caminos están puntuales en la mañana aguardando los pasos de quienes caminan. “De las cosas que el ser humano ha sembrado en la tierra pocas puede compararse a los caminos en hermosura y milagro”, escribió Álvaro Cunqueiro. Los caminos son sabios, “son una universidad”, como decía Atahualpa Yupanqui, arriero de canciones. Pero, antes, Antonio Machado ya nos hizo sentir que, verdaderamente no hay un camino físico, sino que “se hace camino al andar”. Y mucho antes, el poeta latino Lucrecio escribió un largo poema “sobre la naturaleza de las cosas” un gran himno a la vida: Lucrecio, además de expresar un profundo amor por el mundo sensible, utilizaba con precisión las palabras y entre ellas escribió: “peragro”, voy caminando por el campo haciendo una travesía.

Al titular, en latín, PER AGRUM, su cantata sinfónica sobre el Camino de Santiago a través de Navarra, los autores de su letra y música, Josune López y Josu Elberdin tuvieron presente que marchar entre campos, peragrare, de donde viene la palabra peregrino, es atravesar un territorio y dejarse afectar por su paisaje y su gente. La Cantata, que consta de diez números, incluye, inmediatamente después de la obertura, una canción popular de peregrinos, en lengua vasca, Peregria naiziela presentian, que es obra de un autor anónimo del siglo XVI;estalla en alegría cuando un caminante cansado llega a Pamplona y, pasado el portal de Francia se ve envuelto en música sanferminera y, el mismo peregrino, después de pernoctar en Puente la Reina, escucha admirado la Aurora del Día de Santiago, de Joaquín Madurga.

una pequeña joya musicalEste domingo, DIARIO DE NOTICIAS distribuirá con su edición impresa una pequeña joya musical en DVD que recoge fielmente la sesión íntegra del estreno absoluto de PER AGRUMen Pamplona, el 17 de junio de 2017, por un conjunto de 120 voces juveniles de cuatro coros (Amici musicae, de Zaragoza;Paz de Ziganda de la ikastola de Villava;Rey Sancho del Instituto de Tafalla, y Escuela de Música de Noáin), que cantan con energía, pasión y disciplina, y 50 instrumentistas de la Sinfónica Ciudad de Zaragoza, dirigidos por Juan Luis Martínez. Este estreno fue producido por la Federación de Coros de Navarra a beneficio de Medicus Mundi, en un feliz hermanamiento cultural y solidario.

Para caminantes y músicos, el Camino de Santiago es un camino espiritual, psicológico, de encuentro consigo mismo. Y este camino se une hoy con miles de caminos de todo el mundo;senderos de supervivencia -del día a día- para acarrear agua, conseguir leña, llegar a la pieza de cultivo, acompañar al ganado o vender en el mercado;también para ir a la escuela o alcanzar un consultorio de salud. La tarea de la Cooperación para el Desarrollo humano integral es un camino a las comunidades y a los barrios marginales. Y la pretensión es apoyar su derecho a la salud, contar al mundo su realidad, y aprender otras formas de mirar y de vivir.

La música también está presente en estos caminos de lucha por la vida. Pongamos como ejemplo a las mujeres de la asociación Nacwolá, en Uganda, que cantan canciones por calles y mercados. Afectadas por el virus del Sida, reclaman con sus canciones el derecho a la igualdad y a la atención en salud para sí mismas y para sus hijos e hijas. Dicen en una de sus canciones que “si nos quedamos sentadas en casa lamentándonos, perdemos el camino”. Cantan y caminan juntas en defensa de su dignidad.

Cada ejemplar del DVD PER AGRUM se venderá pasado mañana, con la edición dominical de DIARIO DE NOTICIAS, a un precio de 3,95 euros. El beneficio neto de la recaudación se destinará íntegramente a proyectos de Cooperación y Educación para el Desarrollo que realiza Medicus Mundi.

Más sobre Cultura

ir a Cultura »