Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El PNV dice que euskadi se “quita plomo de las alas”

Los jeltzales recuerdan de forma especial a todos quienes han sufrido el “injusto daño” causado por ETA

Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Joseba Egibar, ayer en el Parlamento Vasco.

Joseba Egibar, ayer en el Parlamento Vasco. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Joseba Egibar, ayer en el Parlamento Vasco.

pamplona- El Euzkadi Buru Batzar del PNV aseguró ayer que con la disolución de ETA, “la sociedad vasca se quita hoy plomo de las alas para poder volar en libertad”. A través de una nota, la dirección de la formación Sabin Etxea aludía también a las víctimas de la banda y, en este sentido, tenía un recuerdo muy especial “a todas las personas que, de forma directa o indirecta, han padecido el injusto daño que la acción de ETA ha causado durante estas seis décadas”. Un recuerdo que la Ejecutiva de la formación jeltzale hacía extensiva a los familiares y allegados de la víctimas ocasionadas por la banda.

El PNV realizaba esta valoración tras el comunicado de ETA, al que puso voz el histórico militante de la organización Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, y en víspera del acto que se celebrará hoy en Kanbo, en el que el partido de Sabin Etxea estará representado por su presidente Andoni Ortuzar.

En la nota, la formación jeltzale afirmaba asimismo que “durante muchos años, demasiados, hemos venido diciéndole a ETA que el único comunicado que esperábamos los vascos y las vascas era el de su disolución unilateral, efectiva y definitiva. Esta última comunicación, por fin, ha llegado”. Y ahora, el PNV consideraba que se debe “mirar al pasado para que nunca se repita”, al tiempo que mostraba su deseo de “mirar al futuro de una Euskadi en paz”.

Otro escenarioHoras antes del comunicado oficial de la Ejecutiva del PNV, el presidente del Gipuzkoa Buru Batzar, Joseba Egibar, aseguraba en declaraciones a Radio Euskadi que mientras existía ETA “ha habido negatividad y sufrimiento”, pero, “en este momento, podemos, por lo menos, avizorar otro escenario”.

Para el burukide, “certificar que ETA dé por concluido el ciclo histórico y la función de la organización, es una noticia importante”. Insistía en que “el que desaparezca de nuestras vidas y de nuestro ambiente social y político una organización que ha vulnerado muchos derechos humanos a lo largo de tantas décadas, ha quebrado la confianza y la convivencia política, y ha provocado que el proyecto abertzale haya sido perjudicado directamente por su acción es positivo”.

Tras remarcar que “no hay que aplaudir nada”, Egibar ahondaba en que “desde el origen, ETA, cuando decide optar por una estrategia político militar, sabe que con la violencia causa evidentemente daño”, y, en ese sentido, afirmó que ETA “intenta nuevamente justificar, por enésima vez, su ciclo y su función, pero no tiene recorrido en la ciudadanía”.

Egibar reconocía la labor desempeñada por la izquierda abertzale en este proceso porque en ese ámbito político “hay gente con autoridad hasta el punto de que han determinado el cierre de ETA”, porque “ETA no ha dejado la estrategia violenta porque haya llegado a una conclusión ética que le resulta incompatible con su actividad”, sino que “la ha dejado porque alguien, en términos de eficacia política, ha medido que las consecuencias son nefastas y absolutamente negativas desde todo punto de vista humano político y estratégico”. “Alguien ha decidido por ellos, y han tenido que someterse a esa decisión. Luego veremos en el tiempo si se producen declaraciones suficientes o satisfactorias respecto a la gente que en este momento ostenta el dudoso honor de ser víctima, porque aquí las víctimas son las que han sufrido directamente en lo que se refiere a la trayectoria de ETA su actividad armada”, manifestó el portavoz jeltzale.

Por otro lado, Egibar afirmó que “un cambio radical en la política penitenciaria se tendría que haber dado hace mucho tiempo”, pero “el PP y el PSOE, en el año 2000, suscribieron el acuerdo antiterrorista y concibieron la política penitenciaria como un instrumento de persecución de la banda armada”. “El hecho mismo de que ETA desaparezca de nuestras vidas supone un hecho muy relevante para que esa política penitenciaria que está teñida de excepcionalidad se despoje de esa excepcionalidad y se vaya a una política penitenciaria más normalizada, donde todos y cada uno de los presos tengan unos itinerarios ciertos de reinserción y de reintegración”, señaló. - D.N.