Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
plantilla del Servicio Navarro de Salud

Comptos advierte de que la tasa de temporalidad en el Servicio de Salud crece "hasta límites inaceptables"

El Gobierno "debe aprobar ofertas públicas de empleo" y convocar "con la máxima agilidad los puestos" para ir reduciendo la tasa

EP - Viernes, 4 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 10:34h

Osasunbidea es el ámbito de la Administración Pública con mayor temporalidad, más de un 40%.

Osasunbidea es el ámbito de la Administración Pública con mayor temporalidad,. (Foto: Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Osasunbidea es el ámbito de la Administración Pública con mayor temporalidad, más de un 40%.Personal de Osasunbidea, en las inmediaciones del Complejo Hospitalario de Navarra.Profesionales de Osasunbidea, durante una operación en un quirófano del Complejo.

PAMPLONA. La presidenta de la Cámara de Comptos, Asun Olaechea, ha afirmado que se ha aumentado la temporalidad en la plantilla del Servicio Navarro de Salud "hasta unos límites que no son lógicos ni aceptables en el sector público".

En esta situación, Olaechea ha señalado que, una vez que el Estado ha abierto la posibilidad de incorporar nuevo personal a la Administración, el Gobierno foral debe aprobar ofertas públicas de empleo y convocar "con la máxima agilidad los puestos ofertados" para "ir reduciendo la tasa de temporalidad".

Asun Olaechea ha presentado este viernes en el Parlamento foral, a petición del PSN, un informe sobre la contratación temporal en el Servicio Navarro de Salud. El objetivo del informe es analizar los datos de la contratación durante los últimos años y revisar el procedimiento utilizado y una muestra de contrataciones.

Según dicho informe, en los últimos cinco años el personal temporal en el Servicio Navarro de Salud (SNS) ha aumentado un 23 por ciento y el personal fijo ha disminuido un 12 por ciento. La consecuencia ha sido un aumento de la temporalidad del 43 por ciento en 2013 hasta el 51 por ciento en 2016.

Olaechea ha explicado que las administraciones han recurrido en los últimos a "un sistema excepcional" como la contratación temporal para seguir prestando los servicios públicos en un contexto en el que el Estado limitó la incorporación de nuevo personal al empleo público y la convocatoria de plazas de empleo público.

La presidenta de Comptos ha señalado que esto ha conllevado una "precarización del trabajo, contratos de corta duración, condiciones diferentes, retribuciones menores, inestabilidad y conflictividad, y no han beneficiado para nada la motivación de los empleados públicos, que integran plantillas cada vez más envejecidas y no se están renovando". "Se ha aumentado la temporalidad y se dan situaciones prolongadas para cubrir necesidades estructurales", ha indicado.

Ante ello, ha señalado que "necesitamos una plantilla de profesionales estables, formados, motivados y comprometidos con la prestación de servicios con calidad y eficiencia, y estas altas tasas de temporalidad no contribuyen a ello".

LOS DATOS DEL INFORME El informe de Comptos señala que entre 2013 y 2016 en el SNS estuvieron vigentes más de 40.000 contratos anuales, llegando a superar en 2015 la barrera de los 50.000. En 2017 los contratos descendieron a 37.200 al incrementarse de manera significativa la duración media de los mismos.

La Cámara de Comptos ha analizado los 42.000 contratos vigentes en 2016, llegando a la conclusión de que prácticamente la mitad fueron de uno o dos días. Destaca también el hecho de que 1.500 contratos tenían una duración superior a tres años y 103 superaban la década.

Según el órgano fiscalizador, la mitad de ese centenar de contratos estaba ocupando vacantes que al cabo de tres años deberían haber salido a oferta de empleo público.

De los 42.000 contratos vigentes en 2016, el 89 por ciento se formalizaron ese mismo año. El 95 por ciento de estos fueron de corta duración, es decir, inferiores a seis meses.

La mayor parte de los contratos se realizan para sustituir a profesionales por vacaciones o enfermedad. Así, de los 37.200 contratos que el SNS hizo el año pasado, más de 27.000 fueron sustituciones. Las causas de sustituciones fueron vacaciones (13.370), enfermedad (5.008), permisos familiares (1.474), asuntos propios (1.314) y otras causas.

En cuanto a los contratos vigentes, la mayoría corresponde a personal de enfermería con 15.000 contratos el año pasado. A continuación están los auxiliares sanitarios, con 7.000 contratos y los auxiliares administrativos, que sumaron casi 6.000 contratos.

Respecto al destino de los contratos, 15.800 fueron para el Complejo Hospitalario de Navarra, 9.000 para Atención Primaria y el resto para las áreas de Tudela y Estella, Salud Mental y Servicios Centrales.

A 31 de diciembre de 2017, había más de 6.000 contratos vigentes, la mayor parte para cubrir vacantes de la plantilla orgánica y sustituciones.

El informe señala que la gestión de la contratación temporal se hace de acuerdo a la normativa vigente. No obstante, las posibilidades que ofrece el programa informático que gestiona la contratación de corta duración, y el gran volumen de contratos, "no permiten dejar constancia de que la persona contratada es la que corresponde según las listas vigentes". "No hemos podido comprobar que se respeta el orden de prelación establecido en las listas", ha señalado Asun Olaechea.

El informe incluye varias recomendaciones para seguir mejorando la gestión de esta materia. En este sentido, la Cámara de Comptos subraya la importancia de aprobar una oferta pública de empleo que disminuya la temporalidad en el SNS. También recomienda que se concluya el diseño del programa informático que permita dejar constancia de que la persona contratada es la que corresponde según las listas.