UPN o no sabe sumar o miente

Por Ortzi Iriarte, Miguel Aizcorbe - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Cendea de Cizur: 3.700 habitantes en 9 concejos. Zona mixta en la antigua reparcelación lingüística de Navarra que hizo la Ley Foral del Vascuence.

Escuela 0-3 años en Cizur Menor para la Cendea. Desde su apertura solamente oferta castellano e inglés para nuestros niños y niñas. Durante años, plenos y comisiones, Erreniega y Geroa Bai hemos solicitado, insistido, rogado, pedido… que se abriera una línea en euskera para las familias que lo solicitaran.

“No hay demanda suficiente”, ha repetido una y otra vez UPN como tocados en su sabiduría por los dioses, porque no existía ningún estudio sociológico o encuesta que sustentara esa repetida afirmación.

Por fin, en marzo de 2018 se realiza una encuesta con escaso rigor científico sociológico. Como sondeo, una carta a las familias firmada por el concejal de Cultura de UPN. Y… ¡Oh sorpresa! El 32,5% de las respuestas desean que en la escuela se utilice con nuestros hijas e hijos el euskera, solo o con otro idioma (castellano o inglés).

Asunto resuelto, pensamos nosotros en nuestra inocencia.

Pero UPN nuevamente, como gran adalid de la “defensa del euskera como bien cultural”, afirma que el 32,5% no es demanda suficiente. Y así en el último pleno del Ayuntamiento deciden que el idioma vehicular será solo el castellano e inglés. De euskera nada de nada.

Y de esta forma lo sacan a concurso ¡para 10 años! para blindaro dificultar cualquier cambio y con la posibilidad de tener que indemnizar a la empresa en el supuesto de realizar una ampliación de idioma.

Y como tengo la mayoría y lo de la encuesta era un señuelo, decido privar a las madres y padres que lo desean la posibilidad de educar a sus hijas e hijos en euskera solo o con otro idioma.

Esta es la triste historia de gobernar a espaldas de los que no me interesan.

Ya en mayo de 2017 la mayoría de UPN en el pleno del Ayuntamiento de la Cendea acordó solicitar al Parlamento de Navarra la salida de la ciudadanía y sus pueblos de la Cendea de Cizur de la zona mixta y su entrada a la zona no vascófona.

Tamaño reaccionario despropósito fue contestado de forma contundente por 7 de los 8 concejos, por 623 firmas de nuestros vecinos y vecinas, por el Defensor del Pueblo y por el Parlamento de Navarra. Afortunadamente, todo quedó como estaba desde la aprobación de la Ley de Foral del Vascuence, y nuestros vecinos y vecinas pueden expresarse -si así lo desean- en la lengua que utilizaron sus padres y madres, abuelos y abuelas, bisabuelos y bisabuelas, tatarabuelos y muchas generaciones anteriores, y ser depositarios y garantes de este gran legado cultural que es el euskera.

Basta con mirar en la Cendea la toponimia de los pueblos, lugares y parajes para comprobar qué lengua se hablaba en estas nuestras tierras desde hace centurias. Es lamentable que arribadas de aluvión retuerzan la historia y no atiendan a una parte importante de las demandas de su ciudadanía.

Como documenta Peio Joseba Monteano, en el siglo XVI la lengua mayoritaria del Reino era el euskera, hablada por un 80% de los navarros. Imposiciones, tropelías, violencia, persecución y otrasinteligentes actitudes han hecho menguar el número de vascoparlantes.

En la Cendea de Cizur, UPN cuenta con 6 concejales y obtuvo en las elecciones de 2015 un total de 803 votos. El resto de los grupos (Erreniega, Geroa Bai y AICC) que deseamos que la situación continúe como en los últimos 31 años tenemos 5 concejales y 833 votos, una mayoría de votos ciudadanos.

UPN de la Cendea se manifiesta como “el máximo defensor de los derechos lingüísticos de los navarros”. Repiten en un artículo de prensa hasta tres veces “la defensa en libertad e igualdad de las gentes de la Cendea”, y en un ejercicio de hipocresía manifiestan que “están orgullosos de que exista una lengua y cultura de tanto valor histórico y con hechos avalamos que promovemos su uso, la defendemos y respetamos a los ciudadanos que se expresan en las diferentes hablas de nuestra tierra”.

No pedimos lo imposible. Solo respeto y asunción del deseo expresado por un número sí suficientede familias de nuestra Cendea. Nosotras y nosotros seguiremos defendiendo los derechos de todas las personas de la Cendea, derechos que UPN tiene otra vez una nueva oportunidad de respetarlos. Lo contrario es imposición y discurso de pacotilla.

Lo dicho: UPN de la Cendea de Cizur o no sabe sumar o miente.

Los autores son concejales por Erreniega y por Geroa Bai, respectivamente, de la Cendea de Cizur

Últimas Noticias Multimedia