Dimite el concejal Iñaki Magallón por un tuit sobre el fallo de ‘La Manada’

Escribió en un tuit: “Me cago en el puto rey de España, en la justicia y en esta mierda de sistema”

J.A. Martínez - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Iñaki Magallón durante la rueda de prensa en la que presentó su dimisión.

Iñaki Magallón durante la rueda de prensa en la que presentó su dimisión. (Foto: J.A.M.)

Galería Noticia

Iñaki Magallón durante la rueda de prensa en la que presentó su dimisión.

tudela. “Me cago en el PUTO REY DE ESPAÑA, en la justicia y en toda esta mierda de sistema!! Y ahora si tenéis cojones venís y me metéis más años por este tuit que por los hijos de puta de la manada!!!”. Éste es el tuit que el concejal de Deportes y Festejos del Ayuntamiento de Tudela, Iñaki Magallón (I-E), escribió en su cuenta personal el pasado jueves 26 de abril tras conocer la sentencia del juicio de La Manada y que provocó que al día siguiente acabara presentando su dimisión en rueda de prensa. El edil pidió disculpas públicamente y explicó que trató de corregir su impulso, eliminando inmediatamente su comentario e incluso cerrando su perfil en Twitter, “al entender que había antepuesto mi opinión personal por encima de mi figura como representante público”. Un comentario que, según aseguró, “expresaba un sentimiento compartido por una amplia representación de los ciudadanos de este país, que el jueves, indignados y hastiados por la sentencia del TSJN salieron nuevamente a la calle”.

Pese a reconocer su error, Magallón, que compareció solo en rueda de prensa (aunque en la sala de la casa consistorial se encontraban también el alcalde Eneko Larrarte y sus compañeras de Izquierda-Ezkerra, las ediles Sofía Pardo y Olga Risueño), apuntó que la decisión de renunciar al cargo era algo que venía “larvando desde hace meses” ante la dificultad de compaginar su responsabilidad en el Ayuntamiento con su vida laboral, familiar y personal. En este sentido, añadió que esta situación le ha generado un “desgaste personal” que no le permite abordar, con la responsabilidad suficiente y necesaria, su labor como concejal responsable de Festejos y Deportes. “Éste y no otro es el motivo que me lleva a tomar esta decisión estrictamente personal”, aclaró Magallón que el jueves, tras su desafortunado comentario, escribió un tuit posterior en el que decía: “Volveré a Twitter cuando aprenda a dejar pasar diez segundos antes de escribir un pensamiento”.

Durante su comparecencia el concejal no admitió preguntas y se limitó a leer un comunicado en el que aseguraba también que “con mi decisión, creo que, además de asumir mi responsabilidad política, ayudo a no entorpecer el camino iniciado en 2015 y que impido así, que nadie pueda torticeramente utilizar mi desacertado comentario en la labor que Izquierda-Ezkerra inició con ahínco y entusiasmo hace tres años”.

Magallón recordó que no era la primera vez en esta legislatura que un concejal renunciaba a su cargo ante la imposibilidad de llevar su trabajo con plena satisfacción. “Espero, por tanto, que esta decisión sea interpretada, valorada y respetada, de la misma manera que lo fue en ocasiones anteriores”, concluyó. Por último indicó que “he trabajado estos dos años junto a mis compañeros, con mayor o menor acierto, con dedicación absoluta a mi responsabilidad como concejal de Deportes y Festejos y siempre defendiendo y postulando mi sentimiento republicano que no renuncio”.

sustitutoTras la dimisión de Magallón, el equipo de gobierno tuvo que buscar un sustituto si bien durante el tiempo en que se quedó vacante el puesto fue el alcalde, Iñaki Magallón quien asumió las labores de esta concejalía, Deportes y Festejos. Larrarte explicó que elegir el sustituto no va a ser sencillo ya que “desde 2015 ha cambiado para todos mucho la situación laboral y personal por lo que tenemos que hablar con ellos y ver quién puede estar en mejor situación y hacer una mejor labor”, comentó. Su intención es que en el pleno de ayer viernes Magallón presentara la renuncia y el nuevo compañero jurara el cargo, “aunque no sé si será posible”.

Larrarte destacó que la decisión del ya exresponsable de Deportes “ha sido totalmente personal y sin que hayan existido ningún tipo de presiones internas o externas. Lo tenía muy pensado”. Desde el inicio de la legislatura Iñaki Magallón fue muy crítico y criticado también duramente en las redes lo que llevó al Consistorio incluso a pensar en presentar denuncias.

Con la salida de Magallón son ya 6 los ediles que han dejado el Consistorio en esta legislatura. Antes se marcharon Mariví Castillo (no tomó posesión), Jesús Álava, Carlos Moreno y Alicia Lasheras (todos de UPN) y Gustavo Gil (de CUP), además del edil José Ignacio Martínez, que dejó Tudela Puede pero sigue en la corporación.