tudela

El ascensor urbano estará en marcha en el mes de julio

Tendrá cámaras de vigilancia y el Consistorio estudia la idoneidad de abrirlo las 24 horas

fermín Pérez-Nievas - Sábado, 5 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Momento en que la pasarela se iza hasta el ascensor.

Momento en que la pasarela se iza hasta el ascensor. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Momento en que la pasarela se iza hasta el ascensor.La pasarela durante la prueba de aguantar las 20 toneladas de peso.Pasarela y aspecto de la subida a la Torre Monreal con nuevas escaleras.La Torre del ascensor ya pintado en su color final.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

tudela. El ascensor urbano de la calle Monteagudo entrará en funcionamiento a mitad del mes de julio, aunque desde la dirección de obra indicaron que “trataremos de adelantar los plazos todo lo que podamos”. La obra, que facilita la conexión entre el Barrio de Lourdes y Tudela a través de un paso más accesible, dio, a finales de abril, un paso de gigante al colocarse la pasarela peatonal que lleva hasta el ascensor y que tiene una longitud de 25 metros a 14 metros de altura que salvará la cabina.

Desde el Consistorio indicaron que todavía se ha de analizar la idoneidad de que el ascensor esté en funcionamiento las 24 horas, si bien se conoce que habrá cámaras de vigilancia. La pasarela tendrá tres farolas y estará muy iluminada, al igual que la zona de acceso, ofreciendo una gran panorámica sobre Tudela y la catedral.

La torre que alberga la cabina del ascensor tendrá distintas vistas y caras para quien se acerque a usar el ascensor urbano. Por un lado (de frente) será transparente, en la cara que mira a hacia la Torre Monreal será blanca (para tratar de evitar el calor del sol que da en esa parte), y en la otra, hacia Mauleón, en color azul.

Las obras de colocación se iniciaron muy temprano cuando izaron la pasarela para sujetarla a la plataforma. Durante toda la mañana realizaron labores de fijación e hicieron la prueba de peso para lo cual se tenía que colocar varias toneladas para comprobar que se mantenía sin grandes alteraciones. Así, aguantó si apenas cambios ya que apenas se movió 12 milímetros de la horquilla máxima requerida que son 25 milímetros tras soportar la carga de 12 toneladas.

La pasarela tendrá un suelo de madera sintética y una barandilla de madera tratada, mientras que el hierro será de color gris. Aún queda arreglar el entorno y pavimentar la cuesta.

Junto al nuevo ascensor urbano también se ha mejorado y acondicionado la cuesta y las escaleras que suben hasta el entorno de la Torre Monreal. Para ello se va a emplear la pavimentación ecológica de la empresa tudelana Pavitusa. Según explicaron desde la dirección de obra se han ajustado todos los costes y precios para lograr no moverse de los 490.000 euros que estaban presupuestados. Este hecho, por ejemplo, ha obligado a reducir la pasarela inicial (que contemplaba dos tramos para acabar cerca de la Torre Monreal) hasta un solo tramo que finaliza cerca del Corazón de María.